alternative rock / punk rock / melodic hardcore / hardcore punk
 Bad Religion

CRÓNICA

Bad Religion
Bad Religion
21 de Junio de 2008 Sala Rockstar Live, Barakaldo 2995 lecturas

Crónica: Javier Luengo
Fotos: Bad Religion

A pesar de saber de antemano que Bad Religion es uno de esos grupos que jamás defraudan en directo y siempre cumplen con su cometido, la vez pasada que nos visitaron no fui al concierto; y es que entre que les he visto ya 7 veces a lo largo de mi vida, el alto precio de la entrada y el desencanto que tengo con sus 4 últimos discos, todas ellas eran razones de peso para quedarme en mi casa. Pero esta vez no lo pude evitar. Miedo a no volverles a ver, nostalgia….sea lo que sea algo me decía que esta vez no podía fallar, y allí me presenté dos horas antes del inicio del concierto.

Lo primero que me llamó la atención, por comentarlo brevemente, fue lo bizarro de la situación de la sala. No había estado aun en la Rock Star Live, y no hay nada que objetar respecto a sonido, acondicionamiento, etc…Pero ya se me hace realmente apestoso que tengamos cincuenta centros comerciales en 3 kilómetros cuadrados como para acabar entrando a ver un concierto rodeado de tiendas clónicas y zapaterías de diseño, pero como dice siempre servidor, eso ya es otra historia… En segundo lugar me resultó también bastante extraño por un lado que un grupo como Bad Religion toque ahí cuando hace años estábamos acostumbrados a verles en recintos más grandes (a lo que no tengo nada que objetar porque salimos beneficiados y pudimos verles de una manera más cercana) y por otro me gustó mucho la heterogeneidad dentro del público, en lo que se refiere a edades sobre todo, porque daba gusto ver a chavales de 18 años que no sólo coreaban sus temas más recientes, sino que se sabían al dedillo todo su setlist. Eso dice mucho de la grandeza de Bad Religión.

Comenzaron Yawn, que venían desde Barcelona con mucha promoción y mucho bombo (ya han compartido escenario en su corta vida con bandas como Lagwagon, No Use For A Name o Misfits), y como uno ya es perro viejo en estos menesteres, olía lo que iba a presenciar; pero aun así por respeto sobre todo, me quedé a ver su directo. No voy a entrar a valorar aspectos extra musicales y el por qué de la presencia de Yawn en el cartel, así que sólo puedo decir en lo que a su música se refiere que me aburrió solemnemente. Una voz que no soporto con melodías bastante cutronas, acompañada de cuatro acordes facilotes y totalmente previsibles y de una base rítmica tremendamente floja. Luego he escuchado sus temas en disco y no han hecho más que confirmarme lo que pude ver en directo. Para olvidar, al menos personalmente. Un grupo con poca credibilidad. Aun así les deseo toda la suerte del mundo con lo que hacen si así les va bien o creen en lo que hacen.

 

Saltaron Bad Religion a escena y fue la hecatombe. Comenzaron su show con “21st Century Digital Boy” y la gente lo dio todo desde el primer tema. Incluso pude sentir como el suelo de la sala temblaba con los saltos del público, literal. Coros masivos, dedos al aire, gente tirándose de una manera realmente visceral desde el escenario (alguno salió mal parado), “agentes de seguridad” ausentes de neuronas que intentaron que la gente no se lo pasara bien…..pero no pudieron evitarlo.

Desde el primer momento atacaron con todas sus armas, que hacen que en directo se nos olvide la ausencia de Mr. Brett Gurewitz. Un Greg Graffin sensacional y perfecto que clava siempre las melodías (por cierto herido de guerra en su ceja), Jay Bentley haciendo unos coros geniales que hacían que los pelos se me rizaran como escarpias en cada tema con su presencia, un trabajo genial de Brian Baker y Greg Hetson a las guitarras y un Brooks Wackerman que engrandece aun más a la banda con todas las modificaciones en los cambios y redobles que introduce en los temas aprovechándose de su enorme calidad técnica.

La elección del setlist fue perfecta, ya que en mi opinión una banda como Bad Religion tiene que saber elegir muy bien los temas para sus directos, y hasta en esto demostraron por qué son tan grandes y llevan tantos años en la brecha. Los clásicos se fueron sucediendo uno tras otro alternándose con algún tema reciente, pero con cuentagotas.

Para presentar su último disco “New Maps Of Hell” eligieron “New Dark Ages”, “Requiem for dissent”, “Honest Goodbye”, “Before You Die” y “52 Seconds”, y estos temas iban encajados escrupulosamente en el setlist mientras nos deleitaban con clásicos como “Suffer”, “I Want To Conquer The World”, “No control”, “Anestesia”, “News From the Front”….Es imposible citar todas porque cada tema de Bad Religion para mí personalmente es un single, y no hay más que hacer mención de su último triplete que tocaron como bis para cerrar el show: “Generator”, “Infected” y “Sorrow” para hacerse a la idea de lo que fue aquello.

Quitando algún comentario desafortunado sobre la selección española (que a mí ni me va ni me viene por el borreguismo de algun@s, pero que por la experiencia que deberían de tener estos chicos con tantas giras mundiales a sus espaldas me resultó extraño) entre tema y tema, y alguna parada demasiado larga, velada redonda que sirvió para que más de un@ se fuera a casa con una sonrisa de oreja a oreja, habiendo olvidado ya lo que había pagado por el concierto. Que duren muchos años más.


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • #2
    el 16 de Septiembre de 2008
    taja
    Yawn me parecieron malísimos. Bad religion demasiado espacio entre canciones. Lo demás impecable.
  • #1
    USER_AVATARel 11 de Julio de 2008
    zegers
    Totalmente de acuerdo en todo. Fue un gran concierto el de Bad Religion. Y el de Yawn no vino mucho a cuento, además de que tocarón muy poquito tiempo, que eso no da para animar al público... Le doy un 9 al concierto porque me faltó el gran temazo We're Only Gonna Die. Y sin duda lo mejor de todo era la cercanía del escenario al público, la sala, sin duda, era perfecta para este concierto.


Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA