black metal / doom metal / death metal / extreme metal
 Barbarian Swords

ENTREVISTA

Guerra y Päx por César Aguilar
29 de Octubre de 2016 2549 lecturas
Dos años y medio después de su debut en largo, “Hunting Rats”, Barbarian Swords vuelven a asaltar nuestros pabellones auditivos para impartir otra lección magistral de cómo mezclar black, heavy y funeral doom. Los 70 minutos de “Worms” destilan misantropía, puro odio vomitado de la manera más cruda, aberrante, primitiva y siniestra posible, roña, fiebre y nihilismo elevado a la enésima potencia. Porque en la batalla no hay leyes, solo sangre, fuego y devastación. Y de eso Von Päx, vocalista del quinteto catalán, sabe un rato. Ah, una advertencia: débiles de mente, posers y amantes de lo políticamente correcto, absténganse de leer la siguiente entrevista. Ya se sabe: mejor prevenir que lamentar.

“Worms” me ha sonado a continuación de lo expuesto en “Hunting Rats”. Aparte de que la producción ha mejorado ostensiblemente no veo ningún cambio estilístico respecto a vuestro debut. Ya me dijiste que el ADN de Barbarian Swords es el que es y no vais a cambiarlo, así que en esencia nos obsequiais con la misma música densa, agónica y putrefacta. ¿Cómo lo ves tú desde dentro? ¿Qué aporta “Worms” respecto a “Hunting Rats”?

Como bien has argumentado, “Worms” es una continuación lógica de “Hunting Rats”. Barbarian Swords se fundaron por unos tipos ya maduritos con una idea muy clara en su cabeza: fundir lo más truculento y canalla del black metal con lo más porculero, malsano e insalubre del doom. Cualquier cosa que se aleje de eso, desde el instante cero de nuestra creación, sería desestimada por completo. En eso seguimos, y si nos bloquearemos y no salieran temas así, directamente dejaríamos el grupo. No tendría ningún sentido, ya no seríamos Barbarian Swords. Lo único que por desgracia ha cambiado es que los hijos de perra que me acompañan en esta formación han mejorado con sus instrumentos, así que, muy a mi pesar, somos mejor banda, cosa que, ahora que lo pienso, también nos fijamos que nunca debía ocurrir… Así pues, nos hemos perfeccionado sin darnos cuenta, porque también salta a la vista que ahora mismo mi garganta es muy capaz de ciertas tropelías que hace unos pocos años ni imaginaba… También opino que lo black es más black y lo doom es más doom, y eso puede verse incluso en una misma canción, convirtiéndola en un suceso del todo espeluznante. Por otro lado, al fin nos hemos atrevido con un corte como “Requiem”, que es mi ideal de lo que Barbarian Swords deben ser y lo que hacíamos en nuestros días más remotos. Súmale a eso que nos olvidamos de darle ningún tipo de directriz sobre cómo debíamos sonar a Javi Félez, y que éste ha aportado su personal visión en ese campo. El resultado de todo ello es “Worms”, que suena poderoso y gordísimo pese a flotar en un mar de peste negra y mortecino moho.

Ahora en vez de cazar ratas extermináis gusanos cristianos. ¿Va el título en el mismo sentido que el de vuestro debut?

Sí, sin novedad en el frente. La cruzada contra toda la basura que nos intenta alienar día a día sigue más que presente. Es una lectura medievalista, se entiende, pero extrapolable a cualquier época, y más a la nuestra, por supuesto. En un principio pensé que el disco debía llamarse “Christian Worms”, como la canción, pero mi hermano Voice of Noise (guitarra) opinó que “Worms” era mejor, pues, aunque es más ambiguo, todo el mundo sabe de quién cojones estamos hablando y contra quiénes dirigimos toda nuestra furia. Somos la misma porquería de gente, nuestra ira sigue siendo ciega, pero ahora os exigimos un poco más de imaginación con nuestro título de obra. Esta vez no es tan explícito, veremos si la gente lo ve como un canto al anticlericalismo o como un guiño a la Enciclopedia Larousse.

La experiencia que tengo del trato contigo es que eres un tipo metódico, atento, trabajador hasta la extenuación, así que me extrañó bastante que dijeras que grabaste las voces de “Hunting Rats” en un rato y borracho perdido de cerveza, que no te interesaba y te aburría el proceso de grabación y que delegaras en Javi Félez porque era el que entendía de tocar botones. ¿Cómo explicas esa dicotomía músico punkarra y manager súper dedicado?

Bueno, en primer lugar no soy músico. Yo al menos no me lo considero para nada. No tengo ni puñetera idea de tocar ningún instrumento, ni ganas. Lo que sí sé es qué me pone la polla bien dura, y en eso sí puedo ayudar a la hora de armar un buen riff. Yo soy periodista y mánager, el resto es puro divertimento. He aquí la diferencia. Trabajo, fiesta. A no ser que estemos en plena vorágine de entrar a grabar o algo realmente importante, a la música de Barbarian Swords, lo que es el proceso puramente artístico, no le dedico más que una hora y media, dos a lo sumo, en todo el jodido mes. No vivo en Barcelona porque su insoportable hedor a snob y guiri-mierda me echó de allí, así que sólo ensayo una vez al mes, a no ser que tengamos bolo importante o lo que sea. Eso sí, toda la burocracia, el aparato ideológico y el papeleo del grupo lo llevo yo desde casa son suma disciplina.

Las letras las suelo hacer a mi aire, no necesito un tema completo para escribirlas. Luego las adecuo y tal, pero no necesariamente las hago para algo específico que me manden. Por supuesto, este nuevo álbum también lo grabé borracho, aunque no tanto como con “Hunting Rats”… De hecho, nunca he hecho una aparición pública con Barbarian Swords sin ir totalmente colocado. Nunca jamás me subiré a un escenario sobrio, aunque la gente no me lo note del todo. Eso para mí ya no sería Barbarian Swords, ni tampoco verían a Von Päx.

Como decía, para “Worms” también debía estar mamado, pero me conjuré para que no fuera tan bestia como con el anterior… Quería controlar más, terminar las frases al menos, evitar el balbuceo, pero igualmente, se nos echó el tiempo encima y grabé todas las voces aún más rápido que en el debut, en hora y cuarto o así… Sinceramente, esos vocalistas que se pasan una semana para grabar voces no entiendo muy bien qué coño hacen ahí dentro. Me parece un poco estafa, algo bastante alejado de lo que debería ser el verdadero metal extremo, al menos como lo entiendo yo. Las primeras tomas mandan, lo demás es una tomadura de pelo para onanistas del prog. Debo decir que para Worms me interesé mucho más por el proceso de producción de Javi Félez, aunque me sigue pareciendo magia lo que hace esta gente… Me estaré haciendo viejo o algo…

Como dices, tu actitud en “Worms” fue un poco diferente. ¿Ha hecho algo clic en tu cabeza?

Bueno, sí, como te comentaba, hizo un clic a la hora de ponerle un poco de freno a la priva, pero no se produjo un cese total de actividades etílicas. Eso nunca ocurrirá, no cantaría Von Päx. También estuve más pendiente de toda la grabación y tal, en eso sí cambié, y aún me pregunto por qué ahora me interesa más eso…

Hace tiempo te leí que podías vivir perfectamente sin tocar en una banda. Después del recorrido y las experiencias que has acumulado con “Hunting Rats”, ¿has cambiado de opinión?

No, para nada, nunca necesitaré estar en un grupo. Para empezar, este verano habría tenido cientos de horas más de descanso en vez de pasar junio, julio y agosto peleándome con discográficas de todo el globo, dedicándole cada día entre seis y ocho horas de oficina al álbum. Ya tengo suficiente estrés en mi día a día laboral como para añadirle la entrega de cuatro artworks distintos a tres sellos, otra campaña de prensa, un nuevo tour estatal… Barbarian Swords es un inmenso curro ahora mismo, así que viviría mucho mejor sin la banda, es un hecho. ¿Por qué lo hago? No lo sé. ¿Para qué demonios nos bebemos ocho whiskys antes de irnos a dormir un sábado? Ni idea. Nos levantamos hechos una mierda, pero mola.

Me consta que ya con “Hunting Rats” buscasteis sello para editarlo, pero tras recibir algunas ofertas al final no se concretó nada y salió por Blood Fire Death. Con “Worms” sí habéis conseguido sello y te lo has trabajado muchísimo. ¿Qué supone para Barbarian Swords en pleno 2016, en términos económicos y promocionales, tener el apoyo de una discográfica? ¿Es tan importante como para justificar el arduo trabajo burocrático que has hecho?

En términos económicos es la puta vida. Sinceramente, ni Blood Fire Death, ni yo ni toda la banda junta podríamos realizar el desembolso que Cimmerian Shade va a hacer para nuestro doble vinilo gatefold rojo y negro, con póster seguramente. Súmale el digipak, el cassette, que me acaban de confirmar que también se podrá escoger entre cinta roja o negra… Estos yanquis están tan flipados con “Worms” que nos hacen hasta las camisetas… Y todo ha sido bajo nuestras exigencias, yo todavía no lo entiendo muy bien…

En términos promocionales veremos qué tal en el Este con los rusos de Satanath Records, porque tienen una forma de proceder algo alejada de mis cánones ideales, pero si no paran de sacar CDs por algo será… Por otro lado, me hacía ilusión trabajar con la agencia Transcending Obscurity en materia de promoción, pero la decepción, a día de hoy, es enorme. Faltan 11 días para que “Worms” salga a la calle y todavía es hora que publiquen un puto comunicado. ¡Es que ni uno! A ver si se ponen las pilas, porque de momento todo el aparato promocional lo ha desplegado Blood Fire Death. Todavía no sé si el trabajo burocrático se verá plenamente recompensado, es pronto para ello, pero sí debo decir que me tiene agotado… Quizá esto de dividir por formatos en cada continente sea atractivo a nivel de promo, pero logísticamente está siendo un infierno para mi cerebro… ¡Igualmente, ya veo luz al final del túnel!

Aparte del vídeo cutre que hicieron para “I’m Your Demise”, primer adelanto del disco, ¿qué tal se están portando los rusos hasta ahora?

Aleksey es un tío que tiene las cosas claras y va a la suya. Te mole o no, se hace así y punto. Te pone un smail en el mail, pero te la cuela por sus huevos eslavos. Personalmente, me gusta la gente con cojones y convicciones fuertes. Meapilas y bobalicones, moríos todos. Eso sí, quien se sale es David de Cimmerian, como decía… Este yanqui está muy loco, es flipante todo lo que está haciendo por nosotros hasta ahora. Y está realmente preocupado por la promo, tanto como yo. Ahora mismo la estamos realizando entre los dos, codo con codo.

La portada retrata a la perfección la música y las letras, que son primitivas y sangrientas como pocas. ¿De dónde salió la idea? ¿Sois fans de los viejos tebeos de Conan el Bárbaro?

Nos acaba de llegar una review de una reputada revista germana que casi se nos carga porque, por la portada, esperaba un disco de black thrash, y obviamente no se lo hemos dado…. Hay que ser gilipollas e hijo de mil putas nacionalsocialistas, es la estupidez más arbitraria que se ha escrito sobre nosotros (risas). Afortunadamente este soplapollas reprimido es una excepción, así que está claro que celebro que consideres que portada, música y letras van completamente de la mano.

La idea se me ocurrió a mí; un día me desperté y la tuve clara. Queríamos a César Valladares porque, además de un reputadísimo artista metálico, es nuestro seguidor más leal y había que recompensar su fe en nuestra noble causa con el mayor de los honores. Eso sí, no quería el horror vacui que le suelen pedir las bandas de death old school, yo buscaba algo más sobrio y elegante, en blanco y negro jugando con los pequeños detalles rojos, rollo Sin City. Un tirano bárbaro despellejando sucios cristianos esclavizados, es una imagen preciosa. Se la comenté a César y cuando nos pasó el esbozo inicial ya lo flipamos. Sólo le sugerí un par de detalles extras: el machote debía tener más paquete, debía parecerse a Panzer cuando esgrime el bajo. Panzer es como un héroe grecorromano, un emisario de las deidades oscuras, simplemente el elegido… Bueno, no nos desviemos… Luego, también debía haber una perra de Dios con el chocho petado, una zorrita violada por una buena polla pagana con el agujerito ensangrentado. Por último, por lo que comentabas, debo decir que de joven leía cómics, pero ahora ya no… y nunca he leído uno de Conan, creo recordar.

Eres un tipo muy ocupado. Sé que Voice of Noise también lo es, y supongo que tus compañeros en mayor o menor medida. ¿Hay alguna rutina de trabajo en Barbarian Swords? ¿Tenéis días de ensayos fijos u os movéis más por impulsos?

Se suele quedar todos los lunes hacia la tarde-noche para meter algo de ruido. Ellos casi siempre, yo mínimo una vez al mes, dos como máximo, como ya he comentado. La verdad, nunca me ha gustado que nadie ni nada me dicte un horario, ni en términos laborales paso por el aro… Creo que lo que tenemos ahora es perfecto. Yo no me rallo y ellos lo gozan con sus guitarritas, cacharritos y demás. Todos estamos muy ocupados, pero ellos sí sacan tiempo para tocar siempre. Tocan en mil grupos más además de Barbarian, y de muchísimos palos. Mi hermano casi que ensaya cada día… es un petao, un adicto a la guitarra.

Entrando a valorar el álbum, creo que habéis conseguido el equilibro justo entre extremismo y sencillez. Temas como “I’m Your Demise”, “Pure Demonology” o “Total Nihilism” son realmente pegadizos, te atrapan con sus mantras primitivos y ritualistas. ¿Cómo sabéis que un tema está realmente terminado? ¿Les dais muchas vueltas?

Bueno, con la primera afirmación has definido qué debe ser Barbarian Swords: música lo más extrema que seamos capaces, pero a la par, sencilla hasta límites ridículos. No nos gustan las bandas sesudas, la técnica por la técnica, el chorreo onanista de demasiadas bandas extremas actuales, las masturbaciones de mástil a dos mil por hora…

Barbarian Swords quieren hacer algo muy concreto, nos enmarcamos en una tradición muy antigua, y creo que con “Worms” nos hemos acercado más que nunca a eso. Ya hay suficientes bandas de brutal death técnico o black mega retorcido como para ahora sumarnos nosotros a esta moda sobresaturada y avasallante… Lo nuestro es más ambiental, lograr el headbanging desde la máxima economía de recursos posibles, y a través de una producción real, palpable y crujiente, alejada de los autómatas que hoy en día creen estar ejecutando metal. Los riffs que te la ponen como un megalito prehistórico y se repiten hasta que tu cabeza vuela por los aires. Yo personalmente soy muy de drone y funeral doom además de black, war y derivados, de rayadas máximas por condena a la reiteración eterna. No les damos demasiadas vueltas a los temas, vamos bastante a saco. En una tarde se puede terminar una canción tranquilamente. Voice of Noise es una máquina de sacar riffs, nunca escasea este cabrón. Todo es puro instinto y birra.

Habéis incluido una intro muy al estilo de Bathory y algún sample pornográfico en un par de temas. ¿De quién fue la idea?

Las intros de álbum se las solemos dejar a mi hermano Voice, que pilota bastante en sonidos rarunos y siempre está creando majaderías en casa. Ya en “Hunting Rats” fue así, y la demo la grabó él mismo. Personalmente no la escuché hasta que ya estábamos terminando el álbum, allí mismo, en el estudio, y debo decir que me emocionó sobremanera. Piel de gallina, se me humedecieron los ojos y todo… Creo que es el primer canto gregoriano polifónico de la historia, pero puesto al revés y con samples de batalla, por supuesto. No recuerdo muy bien la explicación de Voice… Es muy Bathory, sí, mola recordar a la gente lo más grande que ha existido nunca. Que lo tengan siempre presente. Por otro lado, creo que a estas alturas cualquier cosa en el metal extremo que suene épica y con caballos por ahí nos remitirá a la obra de Quorthon.

Respecto a la follada, nos fuimos flipando entre todos ante “Carnivorous Pussy”, simplemente vimos claro que era el lugar y el momento. En un álbum nuestro tarde o temprano debía haber un trozo así… Eso sí, debía ser por el culo, siempre por el culo. Es la máxima expresión de sumisión ante amigos y enemigos, y para los putos cristianitos, toda una ofensa al Creador, aunque tanto les guste practicarlo… Panzer realizó una encomiable labor de documentación y, dos manolas después, dio con el fragmento adecuado para el tema.

Ya que hablas de “Carnivorous Pussy”, sus dos minutos y pico de puro despiporre y macarreo punk insano son lo que más me ha sorprendido de este álbum. ¿Qué más nos puedes contar de ese tema?

Sí, siguiendo con ella te diré que la creamos durante el trayecto en tren hacia los Moontower Studios el primer día de grabación. Con todo el puto morro. Era un sábado hacia las ocho y poco de la mañana, así que no sabíamos dónde meternos… Deambulábamos histéricos por el vagón, como zombis en busca de una almohada, entre risas estúpidas, en horarios propios de un asqueroso padre de familia aburguesado y sin vida propia… Como siempre, a mi hermano le salió un riff y empezó a tararearlo, y nos fuimos sumando hasta crear el tema en sólo 20 minutos, letra incluida. Por aquel entonces estaba escuchando mucho el último álbum de Carnivorous Voracity, así que fue fácil homenajearles un poquillo con el título del tema.

Musicalmente, en esta banda todo se hace así, por venadas y rachas. Nos faltaba el tema punk que siguiera un poco la tradición de “Putrid Whore – The Holy Church” o “For My Honor” de nuestro debut, y vaya si nos salió cerda la cosa.

El álbum fluye muy bien, alternando partes black, heavies y doom arrastradísimas, pero para el final dejáis la parte más descaradamente funeral doom, los 17 minutos de “Requiem” y una “Ultrasado Bloodbath” que después de padecer las lentas y lacerantes acometidas de su antecesora parece hasta un single para las FMs. El álbum entra en un túnel oscuro, densísimo de casi media hora de duración. ¿Por qué los habéis dejado para el final?

Para follaros el culo por la fuerza y así después, con un poco de suerte, quizá hasta os quitéis la vida. El universo no necesita nuestra infecta e intrascendente presencia. Relájate con los temas más blackitos, que luego la baguette de kilo te dejará el recto hecho puré.

Hace cosa de un mes leí una entrevista con Nicklas Kvarforth de Shining, a los que, de no haberse torcido la cosa, hubierais teloneado hace uno o dos años. En determinados momentos Kvarforth parecía intepretar un papel para llamar la atención: buscaba pelea con el entrevistador, con Helmuth de Belphegor que andaba por ahí, soltaba bravata tras bravata... En modo alguno es mi intención compararte con el sueco, pero quiero saber si hay una pizca de personaje en Von Päx, si es una especie de alter ego o algo semejante.

Quizá te parecerá raro, pero Nicklas tiene toda mi simpatía. Como músico me parece directamente un genio, y como provocador, como bien comentas, tiene pocos rivales. Yo personalmente estoy a favor de devolverle el peligro y la irreverencia al metal extremo, incluso la violencia física y verbal, y sobre todo al black metal. Estoy hasta los cojones de hippies metidos a metalheads, de asquerosos progres intentando salvar el mundo desde nuestro sagrado culto. Una vez fui a un bolo de black metal y un guitarrista salió con una camiseta de los Goonies… Yo cogí la puerta y me fui. Esos cantantes que cuentan chistes entre tema y tema, cargándose toda la atmósfera, faltándole al respeto a nuestro rito… De verdad, ellos y yo estamos en dimensiones paralelas. Creo que no han entendido nada, que creen que esto es sólo música. La última vez que vi a Shining fue en el Brutal Assault del verano pasado… Nicklas salió a escena y lo primera que hizo fue escupirle en plena cara al primer tontopolla que se encontró en primera fila. Le insultaron, le tiraron de todo, y él siguió metiéndose con cientos de personas. Me parece fantástico, eso para mí es el metal extremo. La última vez que vinieron con Watain sacó su pollita amanerada por una ventana del primer piso y se meó en la gente que iba saliendo de la sala tras el bolo… Me pareció una iniciativa cojonuda, brillante, propia de alguien que sabe qué estilo musical practica. Quien no le guste eso, ahí tiene a Mecano, In Flames, Trivium, Opeth o el festival Rototom. Esa gente recibe a los comeflores con los brazos abiertos.

Yendo ya hacia Von Päx, diría que él dice públicamente lo que yo no puedo por conveniencias sociales, e incluso legales. Por desgracia, César, se parece más a mi yo interior y verdadero que a cualquier otra faceta mía que hayas conocido. Hay mucha gente que cree conocerme por lo que escribo, que soy ecléctico porque mi publicación lo es, incluso, pero el cinismo que encierra todo lo que produzco es mucho mayor del que puedas imaginar… Amo con locura unas pocas cosas en esta vida, pero mi capacidad de odiar sí que no tiene fin, es irrefrenable. Hay muy pocas personas que me conozcan realmente… Puedo parecer un chico afable y cordial en el trato personal, pero quien me ha visto cabreado, créeme, no es algo que quieran volver a revivir. El mejor amigo, el más leal, pero también puedo ser el peor enemigo. Yo no creo en la justicia, creo en la venganza. He sido un cabeza rapada varios años de mi vida, peleas cada fin de semana, a sillazo limpio, persecuciones a botellazos… Tengo todos los dientes delanteros nuevos, un pastizal en dentistas. Creo firmemente que donde no llega la palabra lo hace la violencia, y que la sociedad no hace más que demostrarlo. Violencia física, o coacción verbal o económica. Tanto da.

Otra cosa es que dé miedo verlo, que al sucio establishment judeocristiano le interese que lo contemple cuanta menos gente mejor para continuar con esta estafa de vida que lleva el 99% de la sociedad occidental. El mundo es así, la humanidad no tiene remedio. Da igual si son blancos o negros, rojos o fachas, progres o conservadores… Todo es la misma basura humana, con la misma tara, somos un error genético, la creación de la naturaleza para erradicar la vida en la Tierra. Si es sabia y nos ha puesto en este plano, es para ello. Para destruir la vida, no hay vuelta atrás. Es lo que ha decidido la cadena evolutiva, necesita la enfermedad humana para volver a empezar desde cero.

Soy incapaz de sentirme cercano a ningún colectivo u organización social o política, aunque tenga mis ideales y mi espíritu crítico, por supuesto. Si crees que vas a poder cambiar algo votando, conmigo no cuentes. Tampoco soy un totalitario, no me interesa imponer lo que opino verbalmente o por la fuerza, a estas alturas no aspiro a cambiar nada ni nadie. A veces hago algunas pocas excepciones, pero en general, si no piensas como yo, simplemente no existes para mí, me da igual cómo malgastes tu tiempo. Vota a PPsoe o a Podemos, ve a ver a Placebo o a Malú, eres libre de opinar lo que quieras, pero a mí no te me acerques demasiado. No te veo, espectro. Vivo en el campo, puedo pasar días sin salir de casa sólo escuchando tralla, nunca me meto en grandes aglomeraciones de personas. Sólo me muevo para necesidades básicas y metal extremo, mis allegados lo saben bien, y cada día va a peor.

Mi forma de pensar es radical, intolerante e intransigente, es complicado vivir a mi lado, aunque por suerte mi pareja comparte ese nihilismo exacerbado y esa extrema misantropía. Es un pequeño milagro. Siempre he convivido entre esos dos polos, el reflexivo y el hooligan que quiere verlo todo arder, y así, si desde el escenario veo a un par de fotógrafos charlando en primera fila, pues quizá se llevan un botellazo para casa, como en el Primavera Club.

Mi ideología está prohibida, si un día expresara realmente mis opiniones de verdad en las redes sociales, por ejemplo, daría rápidamente en el talego. Evidentemente tengo sentimientos y peco de las mismas debilidades que cualquier repugnante ser humano,  pero diría que Von Päx es más sincero que mi yo verdadero. Él no debe pagar facturas ni rendir cuentas ante sus progenitores, así que se permite estos discursos. Me quedan unos 30 ó 40 años en este mundo, si todo va bien, y no voy a malgastarlos con moralinas santurronas e idealismos baratos.

Voy a divertirme y a sacar las palomitas para contemplar cómo la humanidad se autodestruye. En Occidente hay dos tipos de desechos humanos: los que hacen záping con indiferencia mientras ven a miles de refugiados morir en sus fronteras y costas, y los que hacen záping con indiferencia mientras ven a miles de refugiados morir en sus fronteras y costas, pero luego hacen un post en Facebook para hacer ver que tienen algo latiendo en su marchito corazón consumista. Con eso ya se creen moralmente superiores, aunque estén pasando de esa pobre gente con la misma sangre fría que un nazi o un pepero. Ya no me lo trago, somos porquería que merece todo lo peor.




Kvarforth ha dicho muchas veces que el objetivo de su música es inducir al suicidio a sus oyentes. ¿Tienes tú algún objetivo concreto?

Ya que incidimos en el tema Kvarforth, también te digo una cosa: el suicida de verdad no falla, es realmente fácil quitarse la vida. Que no dé tanto por el culo con el tema, por mucho cariño que le tenga (risas). Yo tengo los pies en el suelo y sé que nuestro negro arte no tendrá jamás ninguna incidencia en el mundo. No soy tan megalómano, somos una banda absolutamente minúscula y no tiene pinta de que ello vaya a cambiar. No tengo un objetivo claro más que la sodomía sónica y que la gente se pregunte cómo van tan lejos estos catalanes de Barbarian Swords, así que lo único que me fastidiaría es que alguien algún día me dijera que no somos lo suficientemente extremos para él, que le sonamos a la nueva colección primavera-verano de El Corte Inglés. De momento, objetivo cumplido… aunque lo que hoy te lacera mañana te puede dar risa.

Hace un tiempo disteis un bolo en el Primavera Club. Últimamente en cada edición del festival madre tocan bandas de metal (recuerdo a Godflesh, Napalm Death, Venom o Voïvod). ¿Qué te parece que el metal se mezcle en un festival con otras tendencias más, digamos, “modernas”?

Exceptuando a los abuelos, pobres, que son el único colectivo que me merece un respeto supremo, a mí personalmente me da entre pena y asco toda la gente que no está vinculada al metal extremo. A no ser que estén interesados en la música clásica o el jazz, nunca han visto un concierto real, no saben qué es tocar de verdad. Su existencia es aún más liviana y prescindible que la de los demás.

Por otro lado, esa oportunidad se nos presentó cuando absolutamente nadie nos había ofrecido un show. Ni bandas a las que conozcamos, ni promotores ni pseudo promotores especializados en metal extremo… Nada de nada, nunca nadie nos había escrito, todo lo había montado yo siempre. ¿Y sabes por qué? Porque Barbarian Swords no comen pollas, Barbarian Swords no hacen la rosca a ningún puto pope de barrio obrero español, y eso, en este país asqueroso lleno de gusanos comenabos, se paga. Antes de tener la banda habría pensado que sería un sacrilegio ver a una formación como Barbarian Swords en un festi así, pero una vez dentro del grupo, comprobando que no existe ninguna escena, sino sólo una cantidad ingente de posers chupándose la micro pollita entre ellos en las redes sociales y que casi nadie moverá un puto dedo por nosotros, viendo que estamos solos en esto, pues adelante, toquemos con quien sea, y más por ese caché. ¿Qué puta escena hay que preservar si no existe?

Compartimos escenario con una gran banda de funeral doom como Bell Witch y luego Monarch!, que también pueden tener su qué, aunque fueran de sobraditos… Pillamos un pedo que fliparon, exigimos el doble de cajas de birra, echamos a las bandas de los camerinos a base de porrazos, y con media hora de show nos pagamos un cuarto de la grabación del álbum. ¿Qué más se puede pedir? Desde la galería te diría ‘fuck indies’, pero cuando ves lo repugnante que es eso a lo que llaman ‘escena’ ya no se te caen los anillos. El Primavera, esos gays apestados que todo el mundo odia, nos llamó; veremos si algún festival tocho de metal de aquí lo hace algún día.

¿Cómo se produjo el contacto con la gente del Primavera? ¿Tuvisteis dudas para aceptar su ofrecimiento?

Contactos, amigos comunes, escucharon “Hunting Rats” y alucinaron, no sé si incluso vinieron a algún show nuestro… Por todo lo que te he relatado respecto a la supuesta escena, no tuvimos ninguna duda.

¿Cómo fue el bolo? ¿Asistieron muchos curiosos o solo los habituales?

El bolo fue de los mejores que hemos dado. Sonido espectacular, humo, juegos de luces verdaderos… Se creó el clima nebuloso, pesadillesco y lóbrego que siempre he imaginado para nosotros. Yo por fin pude descansar y disfrutar, porque por una vez estaba ahí en calidad de cantante, y no como miembro de Barbarian Swords-promotor-mánager… Sólo yo, nuestro desparrame y un público en el que había de todo… Es un festival, ya se sabe. Estaba César Valladares dándolo todo, por supuesto, pero el resto de peña no me sonaba de nada y salieron vídeos y todo de la actuación en YouTube.
 
¿Crees que hay espacio para la música de Barbarian Swords en este país?

Hace unos meses te hubiera dicho que no, pero ahora no lo sé… Estamos bastante chocados por las notazas que estamos obteniendo con Worms, pues hasta ahora la media supera el 8, siendo el 9 la nota más común e incluso logrando algún 10. A mí lo que más me sorprende es leer términos como ‘funeral doom’ y cosas así en webs en las que nunca lo hubiera imaginado… Con este disco tocaremos más, y yo creo que si conectamos algo con esa gente que escucha a Graveyard, Teitanblood, Foscor, Ered o Balmog, quizá nos hagan un poco de caso por muy rarunos que seamos en nuestro país. Yo con eso me conformo, soy totalmente consciente de que somos extremos hasta para mucha gente del metal extremo. Por ejemplo, Richard Royuela de RockZone siempre me dice que no somos una banda para metalheads, que lo nuestro es otra cosa… Nuestros shows no son divertidos, son exigentes, no son para echarte unas cañas y unas risas con tu colega Miguelito, que es para lo que la mayoría de gente cree que están las bandas de aquí… Ya veremos, aunque puede que algo esté cambiando un poquito de nada, al menos en los medios.

Y ya para terminar… Eres un estajanovista del metal extremo. Cada día respiras, comes, y, si se me permite la licencia, cagas metal extremo. ¿Cómo sería tu vida si no existiera el estilo?

Me tiraría a un tren en marcha. La vida no tiene ningún sentido, pero aún iría más perdido sin el metal extremo. Hay otras cosas que me gustan, como disfrutar de la soledad en la naturaleza, la arquitectura, las religiones y las culturas antiguas, algo la literatura, el ocultismo, ver un poco de fútbol o beber cerveza, claro, pero nada es comparable. También algunas de estas cosas están ligadas a ello, al menos es como yo lo veo. Es mi trabajo, mi pasión y forma de vivir y de pensar, no hay nada más que me interese de verdad. Toda mi existencia está centrada en esto, no sería sincero y consecuente si no fuera así.
 
¿Volverías a las retransmisiones deportivas?

Siempre he dicho que cuando ya no disfrute de este curro, día que está más cerca que lejos, me haré conserje. Limpiaré rellanos, cambiaré bombillas, charlaré con ancianos, y entre horas muertas seguiré escribiendo reviews. El mundo del periodismo deportivo está totalmente cerrado para mí, a esa gentuza le deseo el peor de los tormentos. Es un universo poblado de cucarachas cobardes, envidiosas y ruines que sólo van por la espalda clavando puñales, sin agallas ni honor.

Esto es todo. Decirte que la he gozado con “Worms” a base de bien y si quieres añadir algo más, ya sabes…

Me alegro de que te haya gustado nuestro nuevo exabrupto, y recuerda: si algo o alguien te molesta en esta vida, puñetazo en la boca. No pierdas el tiempo intentando hacer reflexionar a ninguno de los espectros con los que puedas encontrarte en tu camino. Esa ética y moralidad con la que nos han contaminado desde niños sólo obedece a sus mecanismos de control social, a la tiranía judeocristiana. Cuanto más salvaje e instintivo te muestres, más cercano estarás de tu verdadera condición humana. El Mal y el Bien son pobres elucubraciones socioculturales fruto del tiempo y el espacio que te ha tocado vivir. No tragues, constrúyete tu propio Bien y Mal. La vida no es justa o injusta, la vida sólo es. La violencia no sirve de nada, pero la palabra tampoco. Una divierte y te deja en paz contigo mismo, la otra ni de coña. La muerte puede ser celebrable. No te vayas de este mundo sin romperle la cabeza a ese jefe que te está amargando la existencia. Carcajéate cuando le veas suplicando en el suelo. Respeta a quien se lo merece, destruye lo que te molesta. Sin compasión ni titubeos. Vayamos a por todos los gusanos de este mundo infecto y mancillado. Sin piedad.

Worms” estará disponible el próximo viernes 11 de noviembre.

https://barbarianswords.bandcamp.com
https://www.facebook.com/BarbarianSwordsMetal
https://twitter.com/barbarianswords
  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA