death metal / thrash metal / metalcore
 Damned Ritual

ENTREVISTA

Raíces del mal por Jorge Azcona
24 de Agosto de 2018 368 lecturas
De las cenizas de grupos como Allowance y Dead Means Nothing nace en 2016 un nuevo proyecto que responde al nombre de Damned Ritual. Amparados en el metal extremo más underground, hablamos de las vicisitudes que esto conlleva y del futuro más próximo de la banda con Miguel Angel Sicilia, batería de la formación.

Empecemos por el principio. Todos o casi todos venís de grupos más o menos conocidos de la escena. ¿Cómo y cuándo surge este proyecto?

Todo empezó con un intento fallido de retomar Dead Means Nothing. Yo sabía que andaban buscando batería y voz para terminar de darle forma a su segundo disco, así que me puse en contacto con Ramiro. También se unió Javi a la voz. Tras unos cuantos ensayos le tuvieron que operar a Ramiro de tendinitis en el brazo, ya que tocar tanta brea es lo que tiene (risas). Así que se quedó el proyecto en standby.

Pasado un tiempo, en 2016, me volví a poner en contacto con Ramiro. El ya estaba totalmente recuperado de la operación y coincidió que Allowance habíamos decidido tomarnos un tiempo, así que le dije “¡Es hora de hacer algo realmente cañero!”. Partimos de muchas de las ideas que habían surgido anteriormente, pero decidimos darle un enfoque nuevo al proyecto, por lo que nació Damned Ritual. A este nuevo proyecto también se unió Javi a la voz. Posteriormente se unió Solano como segunda guitarra.


Una de las cosas que más me han llamado la atención de vuestra formación es la ausencia de bajista. ¿A qué se debe?

No nos llevamos bien con ellos, así que preferimos tenerlos lejos (risas). Ahora en serio, hicimos pruebas con unos cuantos pero no dimos con la tecla adecuada. Teníamos el disco ya casi totalmente acabado, y queríamos dar salida a los temas y empezar a dar bolos, así que eso es lo que hicimos. Para ello contamos con un subwoofer que te tira los pelos para atrás. Le hemos cogido tanto cariño que ya forma parte del grupo como uno más, ¡hasta le hemos puesto nombre y todo! Josu es el nombre del bajista de Damned Ritual (risas).

Aunque la balanza se inclina más hacia lo primero, lo vuestro es una mezcla de death metal melódico y deathcore. ¿Era esta la intención?


Sí, como he comentado antes, muchas ideas venían de Dead Means Nothing, con su característico toque metalcore. Sin embargo, con el nacimiento de Damned Ritual decidimos enfocarlo hacia caminos más oscuros como el death metal. Lógicamente, esto derivó en que haya toques deathcore también. No nos gusta encasillarnos, hacemos metal extremo y lo mejor es que nos escuchen y nos conozcan por cómo suenan nuestros temas.

Si me pongo a pensar en grupos concretos veo dos muy por encima de los demás, At The Gates y The Black Dahlia Murder. ¿Qué otras bandas e influencias estuvieron inmersas en el proceso creativo de "Roots Of Evil"?

Tanto The Black Dahlia Murder como At The Gates son dos bandas referentes para nosotros. Al ser el death metal melódico el principal hilo conductor del disco, es lógico que el oyente pueda encontrar reminiscencias a estas bandas. Sin embargo, hay muchas más que nos sirven de inspiración. Por nombrar a algunas Mercenary, Carnal Forge, Mors Principium Est, Decapitated, Despised Icon, As Blood Runs Black, Sepultura

¿Cómo es el proceso de composición en Damned Ritual? Ya sabes que cada banda funciona de una manera diferente.

Normalmente solemos improvisar Ramiro y yo en el local, de ahí sacamos un montón de riffs y estructuras para los temas. Luego Ramiro las suele madurar en casa y se ponen en común en el local para terminar de darles entre todos forma. Una vez que tenemos la idea clara maquetamos las líneas de guitarra, batería y voces, en ese orden, para que nos sirva de preproducción a la hora de grabar el disco.

A pesar de estar mezclado y masterizado en los estudios de Carlos Arcay (y a excepción de las voces) la grabación y promoción ha corrido por vuestra cuenta. ¿Es esta la mejor manera de gestionar una banda underground o es una cuestión de pura necesidad hoy en día?

Creemos que es la mejor forma de poner en marcha la maquinaria teniendo los pies en el suelo. No sólo los grupos underground apuestan por esta fórmula la hora de grabar. Tenemos la experiencia en proyectos pasados de haber querido hacer una producción demasiado ambiciosa desde un principio. Tras la grabación y mezcla te encuentras con que eso sólo es el principio y que faltan cien mil pasos más para completar el trabajo, masterización, artwork, edición, distribución digital, videoclips, promoción, etc. Si empiezas por dejarte mucha pasta en lo primero, lo siguiente vas a querer que esté como mínimo al mismo nivel, y una de dos, o sacrificas algo y por tanto repercute en el trabajo final, o te terminas ahogando. Nuestra fórmula ha sido contar con gente emergente como nosotros, pero con una gran profesionalidad y potencial. Creo que lo primordial en un primer disco es darle salida a tu música para que la gente la escuche.

El underground se podría considerar un arma de doble filo para grupos como Damned Ritual. La era digital y las redes sociales han hecho que vuestra música esté al alcance de cualquiera en cualquier parte del mundo, pero al mismo tiempo que la oferta llegue a ser inabarcable y sea más difícil hacerse un hueco. ¿Estás de acuerdo? ¿Cómo lo ves desde dentro?

Totalmente de acuerdo. Lo bueno, nuestra música está disponible para gente de todo el mundo. Lo malo, si esa gente a la que le puede llegar a molar nuestra propuesta no sabe que existimos, lo primero no vale para nada. Aún así lo veo más beneficioso que perjudicial. Sinceramente, creo que lo único que ha cambiado en el fondo es el soporte físico, tanto en la promoción como en el consumo de música. Antes la mayoría de bandas que salían era porque habían invertido en promoción o porque tenían la suerte de ser apadrinadas por una discográfica. Hoy en día, excepto con un pequeño porcentaje de bandas, sucede lo mismo. Nosotros somos fieles a la filosofía underground y apostamos por una difusión orgánica y que nuestra arma principal sea el directo.

¿Qué opinión tienes del panorama estatal en la actualidad?

Hay bandas muy buenas que tienen mejores oportunidades fuera que en su propia casa. Por ejemplo Wormed o Cannibal Grandpa están presentes en varios festivales europeos. A excepción de los grandes festivales y de algún concierto suelto, no se les da oportunidades a las bandas de aquí. Hay que ser claros, la mejor forma de que tu música llegue es tocando frente al público objetivo. Los promotores de conciertos deberían invertir en el futuro de las bandas de aquí, y la única manera de hacerlo es ofreciéndoles oportunidades. Creo que debería ser una obligación moral el meter al menos una banda telonera de aquí en giras extranjeras, de esa manera pones en marchan el primer engranaje de la maquinaria y en un futuro quién sabe si será esa banda nacional la que ayude a otras a emerger. Así es como se funciona en mucho sotros países, pero ya se sabe, “Spain is different”, pan para hoy, hambre para mañana. Lo que hace falta es poner en marcha mecanismos de este tipo que garanticen la sostenibilidad de la gran escena de la que gozamos. Si no, en un futuro tendremos que vivir mirando hacia afuera.

¿Qué crees que hace falta para que la escena extrema tenga la presencia y el reconocimiento que tiene en otros países europeos? ¿Es también un problema cultural?

Más o menos parte de la pregunta queda respondida con la respuesta anterior. Cabe añadir que en la pasada década las cosas eran diferentes. Se ofrecían más oportunidades a las bandas de aquí y como consecuencia existían más circuitos musicales. Por suerte, quedan locales fieles a la programación underground. Un claro ejemplo es el Infernu Taberna de Pamplona/Iruña. Echamos en falta más locales de este tipo por el resto del estado. Hay que mencionar que parte de la prensa musical también tiene algo de culpa en el asunto, ya que le da muchas veces más importancia a grupos extranjeros que a los de aquí.

También hay un gran problema cultural de fondo, más bien diría que se trata de un problema incultural, pero creo que ese es otro tema que terminará por afectar al mundo de la música de este país en general.

Es hora de mirar hacia adelante. ¿Hay futuro para alguna de las bandas de las que provenís o están las puertas cerradas por el momento?

De momento lo único que puedo decir es que estamos al 100% centrados en Damned Ritual.

En cuanto a esta, ¿qué planes hay a partir de ahora?

Ya estamos preparando nuevo material de estudio. Dentro de poco esperamos poder publicar parte del mismo. Lo más seguro es que saquemos algún adelanto digital y posteriormente lancemos un LP físico. En cuanto a conciertos, os esperamos a todos en el Dimetal Fest 2018 el próximo 29 de septiembre. Pronto esperamos anunciar también parte de la gira 2018-2019.

Por último agradeceros a Zona-Zero y en particular a ti, Jorge, el enorme trabajo que hacéis por las bandas emergentes.

  

COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA