ambient / doom metal / post-rock / experimental metal / experimental rock / post-metal
 El Altar Del Holocausto
- S H ∃ -
ZONA-ZERO
70
13 VOTOS
71
+
El Altar Del Holocausto

- S H ∃ -

Publicación:
Marzo 2015
Sello:
Autoeditado
Productor:
Género:
metal, pop-rock, nacional
Estilos:
experimental rock, post-metal, doom metal, post-rock

Tracklist

  • 01. † † †
  • 02. Eis Qui Sine Peccato Est Vestrum Primus In Illam Lapidem Mittat
  • 03. Aunque Ande En Valle De Sombra, De Muerte, No Temeré Mal Alguno, Porque Tú Estarás Conmigo; Tu Vara y Tu Cayado Me Infundirán Aliento
  • 04. El Que Es Bueno, Es Libre Aún Cuando Sea Esclavo; El Que Es Malo, Es Esclavo Aunque Sea Rey
  • 05. Lucas I, 26-38
  • 06. † V

Miembros

  • Skybite: guitarra, bajo, sintes
  • Reaper Model: batería, percusión
  • Weasel Joe: guitarra, efectos, teclados

Análisis

por el 01 Abr 2015
3696 lecturas
Pese a ser una obviedad y formar parte de una probable y acertada acción de los componentes del grupo, este "- S H ∃ -", disco basado y recreado en la virgen María, se nos presenta con toda una Semana Santa por delante. Son días extraños, al menos para el ateo confeso que escribe, donde la calle se llena de personas que, si bien el resto del año no da demasiado ejemplo, en estas fechas sacan sus mejores ropas y peinetas y rinden culto, cirio en mano, a palos andantes con la mayor de las pasiones. En lo personal, quizá por este hermoso y místico acontecimiento, quizá por aburrimiento o por introspección, es un buen momento para tirar millas dentro de uno mismo y reflexionar sobre los días en este mundo lleno de tan extrañas ocurrencias.

En cuanto a quienes nos presentan esta oda a la mujer que concibe sin necesitar hombre alguno para ello (o eso dicen), El Altar Del Holocausto son un trío salmantino con otro disco anterior en su haber, de título "- H E -", y enfocado en la figura de ese dios católico al que se le reza mirando un cuadro de un señor con barba y crucificado. Por lo demás, no hay duda de que EADH saben jugar las cartas de su imagen, tanto por su presencia en internet como en sus conciertos, luciendo con sábanas blancas a modo de nazarenos, algo que nos recuerda mucho a los enormes Orthodox o Sunn O))), aunque sin tomar prestado ningún elemento musical concreto de los mismos.

Y es precisamente en lo musical donde toda esa parafernalia debe tomar forma en el sonido y rechazar cualquier otra teoría al respecto. Y quizá más todavía en este caso, donde la originalidad y el echarse pa'lante para dotar de atmósfera al contenido no puede acabar en la fachada, sino que el oyente, con ese punto de partida, quiere escuchar como poco una música bien empapada en todo ese culto religioso que ha servido de inspiración a la música rock y metal a lo largo de toda su historia, sobre todo en sus extremos y antítesis.

Desde luego, no hay duda de que EADH se lo toman en serio. Tras una intro que versa sobre ese acontecimiento tan extraterrestre acaecido en el vientre de la mujer protagonista del disco, el primer tema, “Eis Qui Sine Peccato…” es una balsa de punteos melódicos que deviene en riffs entre dos tierras, las del death-doom y el post metal, las cuales librarán esa misma batalla durante el resto de temas, con desigual resultado conforme el disco avance. Los nombres de los primeros Woods of Ypres en cuanto al doom o de los post-metaleros Cult of Luna son dos de los tantos que valdrían para ejemplificar el sonido de la banda.

La segunda canción, con un título idóneo para escribir en una pancarta (y que sea de 3 sábanas por lo menos…)  y pasearla por Sevilla en plena procesión, y que dejaré en  “Aunque ande en valle de sombra…” para no agobiar, se basa en un concepto muy similar a la anterior: punteo melódico sobrellevando el peso del tema (y en este caso recordándome a Explosions in the Sky) y con riffs pesados apoyando la parte más reconocible, y bastante inspirada en este caso, por cierto.

En el ecuador, “El que es bueno…” nos hace pensar que el post-rock y el post-metal deberían ser los cauces prioritarios e importantes para el trío por encima del death-doom, pues las melodías son totalmente inclusivas, haciendo de este el mejor momento del disco, tan solo roto por el riff potente y discordante del comienzo y el fin, del cual podría decirse que ni siquiera es necesario, al igual que la mencionada etiqueta en sí.

Casi parece que EADH se hayan subido en una máquina del tiempo para leer este análisis antes que nadie, pues “Lucas I, 26-38” altera el funcionamiento del resto del álbum, y comienza ya desde el principio con la guitarra melódica y aguda que tan buen manejo demuestran, ahorrándose los abruptos riffs y con perfecto resultado. Tras esto, un in crescendo de manual desemboca en un gran solo y nos deja la sensación de habernos vuelto a entretener. Estamos sin ninguna duda ante los minutos de mayor inspiración de "- S H ∃ -".

También el críptico “† V”, que actúa a modo de outro, parece enmendar errores anteriores, con un doom mucho más pausado y ambiental, incluso con cierto deje psicodélico, que cierra el disco con un sabor mucho más dulce de cómo se inicia. Como punto y final, la corneta y el tambor reproducen una de tantas saetas que pasearán a cristos y vírgenes por toda la geografía de este bendito país otro año más, por si alguien pensaba que el futuro ya estaba aquí.


Lo Mejor: La segunda parte del disco es muy disfrutable y demuestra que pueden llegar a cotas muy altas.

Lo Peor: Parecen complicarse en algunos momentos cuando quizá algo más simple funcionaría mejor. Les queda mejor lo tranquilo que lo duro.
 


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    Bober
    yes
  • 100 Excelente

    StranGGler
    Uno de los discos de Post del año
 

DISCOGRAFÍA