Cocobsession
ZONA-ZERO
80
13 VOTOS
77
+
Madelfunk!

Cocobsession

Publicación:
Mayo 2004
Sello:
Autoeditado
Productor:
César J. de Cisneros
Género:
pop-rock

Tracklist

  • 01. No Gritar
  • 02. Deshacer
  • 03. Niño Rey del Mundo
  • 04. Soy Mi Ejemplo
  • 05. Cuestión
  • 06. Hablar Por Hablar
  • 07. Imagina
  • 08. Descanso
  • 09. Mito Blanco
  • 10. Como Quieras
  • 11. Cuenta Atrás
  • 12. Sígueme

Miembros

  • Oscar Amer
  • Bernat Rotger
  • Dimas Frias
  • David Oliver
  • Borja Gómez
  • Antonio Méndez
  • Javi Cadavieco

Análisis

por el 24 May 2004
2580 lecturas
En el año 2000, a partir de la unión de músicos de grupos como Banyuts, Alucigenia y La Gran Orquesta Republicana, nació Madelfunk!, un grupo mallorquín ampliamente influenciado por el funk (como su propio nombre indica) y que evidentemente no renuncia a sus raíces metal. “¿Otro grupo que mezcla metal y funk? Esto ya empieza a cansar...”, seguramente habrán pensado muchos (entre los que me incluyo), pero la desconfianza hacia la originalidad del grupo desaparece tan pronto como empieza a sonar “Cocobsession”, el primer larga duración de esta formación balear.

Es sorprendente como en un país como España, de escasa tradición metalera, aparecen cada vez más grupos de funk/rock fusión, la mayoría repletos de originalidad y calidad, incluso se podría decir que cada uno de estos grupos es distinto al resto. Podríamos hablar de O’Funk’illo, Sapo, Sugarless o Ohmygod (estos tal vez practican un funk menos reconocible), sin olvidar a los presentes Madelfunk!. Mientras que en el extranjero los grupos de funk/rock se plagian entre sí, aquí la escena crece con vitalidad y sin saturarse. Teniendo esto presente, cabe elogiar a Madelfunk! por su buen trabajo, su sonido fresco y su creatividad. Pero, ¿qué tienen Madelfunk! que no tiene los demás? ¿Qué les hace tan distintos?

En primer lugar, desde “No Gritar” (tema inicial del disco) aparece un sonido retro tanto en las guitarras rock como en el bajo profundo y envolvente que crea la mayor parte de los elementos funk, todo ello sin olvidarse de los momentos más guitarreros en los que la banda descarga su fuerza, escúchese como ejemplo el estribillo de “Cuestión”, en el que aparecen riffs llameantes y explosivos muy en la línea de Rage Against The Machine. Así que por una parte nos encontramos con pausados fragmentos arrancados directamente de la música negra y fusionados con el rock setentero y con otros instantes de contundencia y agresividad musical, o lo que es lo mismo, “Cocobsession” es un disco entretenido, variado y repleto de matices, elemento que yo destacaría como principal virtud.

Madelfunk! como ya he comentado utiliza mucho sonidos retro en el disco, pero ellos son una formación joven y moderna, por lo que la existencia de temas algo más “nü” (perdonad que utilice ese término, sé que no significa nada, pero más o menos al leerlo todos nos entendemos), como son “Deshacer” o “Niño Rey Del Mundo”, temas en los que los riffs más pesados, las turntables y los coqueteos con el rap hacen acto de presencia. Aprovechando la mención de “Niño Rey Del Mundo”, diré que me ha sorprendido gratamente el groove y la musicalidad de la batería. La labor de Bernat Roger en esta ocasión es realmente sublime.

Aunque a la banda no le guste ser comparada con otras formaciones, hay que reconocer que a parte de las similitudes con las formaciones españolas antes comentadas, hay un vínculo de unión continuo con Incubus. Ni mucho menos son iguales, pero ciertos matices y alguna que otra melodía hacen inevitable la comparación con Boyd y los suyos, sirva de ejemplo “Soy Mi Ejemplo”, “Cuenta Atrás” o “Sígueme”, esta última muy en la onda de “S.C.I.E.N.C.E.”.

Siguiendo con la labor de destacar los aspectos positivos de “Cocobsession”, toca hablar de la producción. César J. de Cisneros fue el encargado de producir y dar soporte técnico a Madelfunk!, siendo este un productor de garantías se entiende que a pesar de tratarse de un disco autoeditado y de presupuesto mínimo, el sonido y las mezclas sean realmente acertadas. La experiencia de Cisneros junto a grupos del calibre de Ktulu, Macaco o Ojos de Brujo queda plasmada en “Cocobsession”, y es que a pesar de no haber alardes ni sobreorquestaciones, cada instrumento está en su sitio y el disco se deja escuchar. Evidentemente no tiene la precisión sonora de un trabajo de multinacional, pero este nivel de nitidez no es común en el resto de discos autoeditados.

“Cocobsession” ha sido una grata sorpresa para mí. Tal vez cueste de pillar a la primera, pero si le das un par de oportunidades, no te defraudarán. Un notable alto para estos mallorquines que a bien seguro darán de que hablar en los próximos años.


Lo Mejor: Fusión de funk, rap, rock setentero y metal con mucha originalidad y frescura.

Lo Peor: Que las discográficas sigan sin confiar en grupos de tantísima calidad.
 


COMENTARIOS

7 Comentarios

  • 100 Excelente

    madelfoxy
    brutaaal!!!
  • 100 Excelente

    anabel
    Ya tengo ganas de escuchar vuestro nuevo disco...ánimo!!!
  • 100 Excelente

    teo
    de puta madre tioss que emocion me flipa como tocais sois unos monstruos sobre todo el dj que fiera!!
  • 100 Excelente

    santhan
    A ver cuando tocais en Galicia!!!!!!!!!!!!!!!
  • 100 Excelente

    gimbo
    me parece cojonudo, mola ver como en españa hay gente que le da caña, seguid asi
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    MaNuKN
    Me parecen cojonudos, su música es emotiva pero a la vez te hace saltar, me pasa lo mismo con sugarless ke son de esa mezcla de estilos. Da gusto escuxar a grupos ke mexclan tantos estilos, pork puedes disfrutar de varias músicas fusionadas en una, se salen. Mu buenos!!
  • 100 Excelente

    Pardahl
    Un par de aclaraciones sobre los aspectos técnicos, para redondear totalmente la crítica... El productor artístico del disco es Silvio Bulacio y el ingeniero de sonido (grabación y mezcla) es Cesar J. de Cisneros. El batería que grabó el disco no es Bernat, sino Miki. Todo aquel que quiera escuchar lo último que han grabado, que vaya a www.madelfunk.com y se descargue "Crisalida". Más de uno se sorprenderá.
 

DISCOGRAFÍA