alternative rock / funk rock / pop rock / funk metal / rap-rock / hard rock
 Red Hot Chili Peppers

CRÓNICA

Red Hot Chili Peppers en el Palacio de los Deportes
Red Hot Chili Peppers, Foals
17 de Diciembre de 2011 por Diego J. Madrid 2421 lecturas

A medida que el sol se pone, las sombras se van haciendo más y más largas. Algo parecido le ocurre a Red Hot Chili Peppers en lo que parece el ocaso de su carrera, con alargada sombra de John Frusciante siempre planeando sobre el grupo. Este fenómeno se produce principalmente en la creatividad musical, tras dos discos, "Stadium Arcadium" y sobretodo el último "I'm with you" ya sin el famoso guitarrista que han pasado con más pena que gloria. Sin embargo, la sombra de Frusciante no es tan grande cuando saltan al escenario. Todos sus componentes son músicos de muy alta calidad (incluyendo a su nueva incorporación Josh Klinghoffer) y con una amplia experiencia. Además el grupo sabe cuidar de sus fans y no hacen de los conciertos un mero trámite por cumplir, sino que durante las casi dos horas de actuación lo dan todo sobre el escenario, con un setlist muy bien elegido, donde conviven sus éxitos clásicos con canciones actuales.

Pero empecemos por el principio. Y es que el concierto “empezó” mucho antes, hace meses, cuando todas las entradas para su concierto de Madrid se agotaron al poco de salir a la venta. El grupo tiene tirón, y eso se iba a hacer notar también en las largas colas que se formaron muchas horas antes de comenzar el concierto.

Los ingleses Foals tenían la misión de telonear al grupo principal. Con un indie-rock clásico ya de las islas británicas se encargarían de hacer la espera más amena, mientras los asistentes iban ocupando las gradas del Palacio, pues la pista ya estaba prácticamente llena.

Con bastante puntualidad los californianos hicieron acto de presencia, y para ello usaron la canción que abre su último disco "Monarchy of Roses". No fue el mejor de los comienzos y mis peores temores parecía que se harían realidad. Nada más lejos de la realidad. Kiedis se acerco al micrófono y tras un Buenas noches, comenzó a sonar "Can't Stop". A partir de ese momento el concierto mejoró y mucho.
La primera gran ovación llego tras un mini-solo de batería de Chad, increíble en todo momento, que sirvió para abrir "Scar Tissue", y acabó conviertiéndose en un de los mejores momentos de la noche, pues se encadenó a "Look Around" uno de los singles destacados de su "I'm with you", "Throw Away Your Television", con una magistral introducción de Flea al bajo, y "Universally Speaking".

Con Kiedis ya descamisado, y con "Breaking the Girl" a la cabeza, las canciones iban sucediéndose una tras otra al igual que las imágenes en las pantallas que formaban el decorado. No era ni mucho menos un super equipamiento visual que a veces traen consigo los grandes grupos. Simplemente una pantalla gigante a espaldas de los músicos y cinco o seis sobre ellos que giraban y se desplegaban, un enrevesado puzzle que no paró de proyectar imágenes abstractas, a los propios músicos y a fans del grupo, dotando a la música de un ambiente mágico.

Tras "The adventures of Rain Maggie" muy conocida por aparecer en algún anuncio publicitario y un par de covers (como "Higher Ground"), llegó otro de esos momentos grandes de la noche. Sólo "Factory of Faith" se interponía entre algunos de los grandes hits del grupo, la preciosa "Under the Bridge", "Californication" y "By the Way". El público enloquecido y las gradas en pie. También fue en el solo de guitarra de "Californication" cuando más se hecho de menos a Frusciante. Supongo que más que por dificultad, por respeto o por darle un toque personal, ya que en general Josh cumple el papel.
Y todavía quedaba tiempo para demostrarlo. Después de la pausa de rigor volvían con una espectacular jam, donde sacaban todas sus cualidades a relucir, incluyendo algunas físicas, como Flea haciendo el pino y recorriendo el escenario. Sacaron todo el partido a sus instrumentos habituales y a alguno mas con la ayuda de un percusionista.
Para abrir los bises usaron "Dani California" de "Stadium Arcadium", quizá su última gran canción, o por lo menos de las que mas ha cuajado entre los fans.
Llegaba el momento de la despedida, y tras una insulsa "Meet Me at the Corner", "Give it Away" pondría el broche final, con un apasionante final que se prolongó durante unos minutos cuando Kiedis ya había abandonado el escenario. Minutos de improvisación y energía por parte de sus   compañeros.

Puede que sus discos no levanten ya tantas emociones pero siguen teniendo ese chili para encender al público con un directo de calidad y plagado de éxitos.

COMENTARIOS

1 Comentarios

  • #1
    USER_AVATARel 24 de Diciembre de 2011
    starfucker
    Conciertazo de los Peppers!!!! La anterior vez que los vi fue en la gira de "By the Way" y me dejaron un tanto frio... pero esta vez se salieron. Sonaron increibles, Kiedis cantó super bien y el resto del grupo tocaron de la ostia. Para aquellos que pensaban que los Peppers sin Frusciante no serian lo mismo (entre los que me incluyo) solo decir que Josh cumplió perfectamente su papel y encima tuvo la personalidad suficiente como para cambiar los solos de ciertas canciones. Os recuerdo que Josh ya era el guitarrista de apoyo en la anterior gira de los Peppers y que ya había tocado en el último disco de Frusciante. Destaco sobre todo lo bien que sonó "By the Way" (muy cañera) y la jam-session final de Flea, Josh, Chad y el percusionista de apoyo. Enormes, 7 minutos increibles, Chad es una bestia!!


Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA