punk rock / pop punk / alternative rock
 Ten Foot Pole
Winning
ZONA-ZERO
74
1 VOTO
74
+
Ten Foot Pole

Winning

Publicación:
Octubre 2022
Sello:
People of punk records
Productor:
Género:
punk-core

Tracklist

  • 1.- Can we stop trying to win?
  • 2.- Bogeyman
  • 3.- I´m no good at sharing
  • 4.- Take back your voice
  • 5.- Maybe these are the good old days
  • 6.- It´s always been you
  • 7.- Hole
  • 8.- We roll
  • 9.- Short fuse
  • 10.- F around and find out
  • 11.- Silence is my enemy
  • 12.- We found out
  • 13.- Give me a reason to listen to you

Miembros

  • Dennis Jagard: voz, guitarra
  • Scott Hallquist: guitarra, voces
  • Richie Petrillo: bajo, voces
  • Guillaume Fortin: batería

Análisis

por el 24 Ene 2023
362 lecturas
En plena ebullición del punk rock californiano de mediados de los años noventa, cuando The Offspring y Green Day abrieron las puertas de la fama a bandas como Rancid, Bad Religion o NOFX, Epitaph y Fat Wreck Chords se convirtieron en un hervidero de múltiples grupos que durante esa época fueron capaces de sobrevivir teniendo cierto éxito y girando por todo el mundo. Una de esas bandas, bajo el sello Epitaph, fue Ten Foot Pole, que tocaron techo con su álbum "Rev", publicado en el año mágico del estilo, 1994, donde vieron la luz, entre otros, el "Smash" de The Offspring, el "Dookie" de Green Day o el "Punk in drublic" de NOFX.

Tras ese disco, su cantante Scott Radinsky fue expulsado de la banda por su incapacidad de dedicarse plenamente a ella, al ser, por aquel entonces, jugador profesional de béisbol. La banda siguió su andadura liderada desde entonces por el guitarrista y desde entonces vocalista Dennis Jagard, autor de la mayoría de las canciones de Ten Foot Pole. Curiosidades de la vida, casi treinta años más tarde podemos decir que quizás Radinsky saliera mejor parado de esa situación, ya que a día de hoy su banda Pulley funciona mejor que Ten Foot Pole (que apenas se encuentra activa en cuanto a actuaciones en directo), por no mencionar los ingresos que Radinsky consiguió durante sus años en activo como jugador de béisbol.

Aún así, creo que Dennis Jagard siempre ha tenido una buena capacidad para hacer melodías que funcionen, y siempre me ha gustado el tratamiento que ha dado a las guitarras en los discos de Ten Foot Pole. Además, el hiato de la banda entre 2006 y 2013 que Jagard aprovechó para desarrollar su carrera como mezclador de discos de artistas de la talla de Prince o Jimmy Eat World han dado un sonido a los últimos discos de Ten Foot Pole que, si bien los acérrimos puedan decir que ralla en lo pomposo, a mí me parece que sientan fenomenal a las canciones y dan un soplo de aire fresco a un estilo que, reconozcámoslo, tiene sus limitaciones. 

Así, "Winning" cuenta con varias canciones realmente destacables, como "Take back your voice", la inicial "Can we stop trying to win?" o la final "Give me a reason to listen to you". En todas ellas hay una combinación realmente explosiva de melodías ganadoras, guitarras muy trabajadas y un sonido muy potente en la mezcla. Pero "Winning" no acaba ahí, ya que los trece cortes que lo componen tienen un buen nivel y dinamismo que hacen que el disco se pase en un suspiro.

Aunque los cortes ganadores son aquellos en los que la banda equilibra melodías y riffs de guitarra más contundentes, el disco viene aderezado de otras canciones donde el componente melódico es el ganador ("I´m no good at sharing" o "It´s always been you" -cómo te entiendo en ambas, Denis) y otras donde la guitarra domina y la voz se pone un pelín más agresiva, como "Hole". Quizás el único pero puedan ser cortes un poco por debajo del nivel medio del disco, como "Silence is my enemy" o "We roll".

En definitiva, una vuelta de Ten Foot Pole a un gran nivel, con sin duda uno de los mejores discos de punk rock del año que acabamos de abandonar. A mí siempre me han gustado, algo que quizás no puedan decir tod@s, pero si estás un poco cansado de que todos los discos del género te suenen igual, yo les daría una oportunidad. Se la merecen desde hace demasiado tiempo.


Lo Mejor: Un disco fresco, de los que sorprenden positivamente desde la primera escucha, con buenas melodías y riffs de guitarra muy trabajados para su género.

Lo Peor: Algún tema se queda por debajo del resto, pero queda en anecdótico.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA