metalcore / alternative metal / nu metal / groove metal / post-hardcore
 36 Crazyfists

CRÓNICA

36 Crazyfists
36 Crazyfists, All Hail The Yeti, ´68
01 de Febrero de 2018 por Jorge Azcona Sala Stage Live, Bilbao 601 lecturas

Ocho son los años que separan esta de la última visita de 36 Crazyfists a nuestro país. A pesar de que las circunstancias de aquél tour fueron bien distintas, en un estado de popularidad bastante más alto y acompañando a grupos de la talla de Atreyu y Unearth, no nos quisimos perder a los de Alaska en una gira marcada en rojo, y por supuesto, también por la nostalgia. 

Lo poco que sabíamos de ´68 es que se trata del proyecto paralelo de Josh Scogin, vocalista de The Chariot, pero no que esa mezcla de noise y punk fuera tan sumamente bizarra. Solo unos pocos seríamos testigos de lo que pareció una jam ante una sala prácticamente vacía. Si ya era complicado seguir cualquier ritmo del dúo formado por Josh y Nikko Yamada, en cuanto los efectos de voz y la parafernalia teatrera salieron a la palestra fue incluso complicado tomárselos en serio. 

La propuesta de All Hail The Yeti es bastante más convencional, y aunque puede que esta sea precisamente la razón por la que su nombre aún no haya trascendido ni en su propia escena el show del cuarteto fue bien recibido por un público que aunque a cuentagotas, iría apareciendo poco a poco. Partiendo del típico metalcore a dos voces y con dejes sureños en algún que otro riff fueron los temas de su último disco "Screams From a Black Wilderness" los que llevarían el peso de la actuación. De menos a más y también por culpa de un sonido que apenas dejaba distinguir las voces melódicas en los primeros temas, "Before The Flames", "Mr. Murder" sin la colaboración de Brock Lindow (¿tanto hubiera costado salir?) o el adelanto de su próximo disco "Old Season" dejaron un buen sabor de boca en la media hora larga que dispuso el combo americano.

Gorras, dilatas y algún que otro chándal fueron poblando las primeras filas en lo que sería una verdadera vuelta a la adolescencia para casi todos nosotros. No hace falta decir que la mayoría del público formábamos una franja de edad en la que 36 Crazyfists y discos como "Bitterness The Star" o "A Snow Capped Romance" marcaron tanto como para estar hoy aquí. Puede que aquella mezcla de nu-metal, post-hardcore y metalcore no tenga sentido para algunos a día de hoy, pero cuando "I´ll Go Until My Heart Stops" o "The Heart And The Shape" sonaron poco pareció importar. Un cartucho de temas viejos que cayó demasiado pronto teniendo en cuenta lo escaso del repertorio, pero también en defensa de canciones de última hornada que funcionarían muy bien como "Old Gold" o "Better To Burn". Son solo unos meses los que lleva "Lanterns" en la calle, pero el darle la espalda a sus últimos discos sin apenas escucharlos es ya pura inercia. "We Gave It Hell" y "Also I Am", en cambio, permanecen intactas en el setlist a pesar de formar parte de discos menores y sería complicado decir que desentonan.



La banda estuvo perfecta en su ejecución y la voz del cada vez más fondón Brock correcta si tenemos en cuenta la dificultad de reproducir todos sus registros en directo, ¿qué es lo que falló entonces? Sonaba "Slit Wrist Theory" y la sala se ponía a saltar con la agridulce sensación de que se habían comido un par de canciones del ya de por sí corto repertorio sin llegar ni a una hora de actuación. Lo que hace unos años eran casos muy aislados se está convirtiendo en algo demasiado habitual.

COMENTARIOS

1 Comentarios

  • #1
    USER_AVATARel 8 de Febrero de 2018
    40_Below_KoRn
    Buena crónica. Coincido sobre todo en lo referente al setlist. Tocaron las más míticas demasiado pronto, en vez de repartirlas mejor. Por lo demás, y a pesar de lo cortísimo que fue, se marcaron un gran directo.


Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA