alternative rock / alternative metal / melodic hardcore / nu metal / post-grunge / stoner rock
 Berri Txarrak

CRÓNICA

Berri Txarrak
Berri Txarrak, Willis Drummond
24 de Marzo de 2012 por Gonzalo Puebla Sala Rock Kitchen, Madrid 4748 lecturas

Sorprendía ver a Berri Txarrak en una sala de menor aforo que en su última visita hace dos años en la Sala Heineken (ahora Sala Marco Aldany), viendo que su poder de convocatoria y popularidad por la capital siempre ha sido muy alto a la par que ascendente. En cualquier caso, la gira de su flamante nuevo trabajo “Haria”, era algo que muchos teníamos apuntado en nuestras agendas desde hace meses, así que había muchísimas ganas de comprobar cómo sonaban esos nuevo pepinazos sobre las tablas.

Los más madrugadores de la velada pudimos comprobar cómo se las gastaban los también vascos Willis Drummond. Su rock potente, directo y de cierto regusto clásico cantado en euskera hizo las delicias de los que ya los conocían e hizo que los neófitos nos quedásemos con su nombre para futuras incursiones en su música. Si la función de un telonero es la de calentar al público para el plato fuerte, no cabe duda de que lo consiguieron.

Pasadas las nueve de la noche el trío de Lekumberri hacia acto de presencia, dispuestos a tirar abajo la sala. Y es que cuando te arremeten a las primeras de cambio con “Sugea Suge”, Albo-Kalteak”, “Haria”, “Izena, Izana, Ezina” y “Pintadek”, ya te puedes poner a rezar lo que sepas, que estás perdido. Si ya venían demostrando desde hace tiempo que la transformación a trío no había afectado para nada en cuanto a la contundencia, el cambio de batería tampoco ha supuesto grandes diferencias, salvo una mayor pegada aún si cabe. El amigo Galder le atiza que da gusto, tanto que a veces temes por la integridad del set de batería al completo.

Como era de prever, durante dos horas Berri Txarrak se dedicaron a desgranar casi al completo “Haria” junto a temas de toda su trayectoria. No podían faltar canciones tan inevitables como “Jaio.Musika.Hil” o la solemne “Eskuak/Ukabilak” (momento siempre emocionante en todos su conciertos). Clásicos recientes (“Jainko Ateoa”, “Folklore”) y otros que ya lo llevan siendo desde hace tiempo (“Ez”, “Zirkua”, “Ez Naiz Aldatuko (Esan Zuen Kamaleoiak)”, o una “Oreka” en la que interpretaron un trocito de “Sister” de The Black Keys para sorpresa de muchos) se intercalaban con otras piezas que en un futuro llegaran a formar parte de ese selecto club, caso de “FAQ” o “Makuluak”.

Ya en los bises la descarga de decibelios continúo a cargo de “Harra”, “Isiltzen Banaiz” e “Iraila”. En esta última sacaron dos bombos para Gorka y David que en la recta final golpeaban dándole aún más empaque al tema, mientras Galder volvía a dejarnos impresionados tocando de pie. Antes de la despedida, David sopló las velas de su cumpleaños, mostrando la complicidad y buen rollo que hay en el grupo. “Denak Ez Du Balio” y “Ohiu” terminaron de poner a prueba nuestros tímpanos.

Berri Txarrak. Como siempre, una garantía de entrega, sudor, intensidad, ruido y satisfacción final.


Fotos por Francisco Javier Pérez Díaz-Pintado.

COMENTARIOS

1 Comentarios

  • #1
    el 30 de Marzo de 2012
    RAT
    Buena crónica Gonzalo! Tuve la suerte de estar allí el sábado y reconozco que me pusieron los pelos de punta.
    He visto tocar a Berri Txarrak en varias ciudades y creo que éste ha sido con diferencia el mejor concierto. Respecto al de hace dos años....juraría que al final no fue en la sala Heineken, que lo cambiaron a última hora y tocaron en otro sitio por Moncloa. No les dejaron casi ni terminar los temas que tenían programados porque tenían que abrir la sala como discoteca. ¿A alguien le suena esto? Aupa Berri!! Ojalá les tengamos por Madrid otra vez pronto!


Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA