alternative rock / punk rock / post-hardcore / post-punk / experimental rock / emo
 Billy Talent

ENTREVISTA

Espíritu de superación por rockzone
20 de Julio de 2016 1802 lecturas
Muchos grupos hubieran tirado la toalla si uno de sus miembros padeciera una enfermedad tan grave como la esclerosis múltiple, pero Billy Talent hicieron de tripas corazón y siguieron adelante para completar su nuevo álbum, "Afraid Of Heights".

Me imagino que más de uno se sorprenderá al ver las nuevas fotos que Billy Talent están utilizando para el lanzamiento de su quinto álbum "Afraid Of Heights" (Warner). En ellas aparece un miembro más junto a los habituales Ben Kowalewicz (voz), Ian D’Sa (guitarra), Jon Gallant (bajo) y Aaron Solowoniuk (batería). ¿Se han convertido Billy Talent en un quinteto? Pues sí y no. El músico extra que aparece no es otro que Jordan Hastings, batería de Alexisonfire, quien se ha hecho cargo de ese instrumento en la grabación del nuevo álbum y acompañará al grupo en directo durante la gira que los traerá el 19 de noviembre en Madrid (Teatro Barceló) y el 20 en Barcelona (Sala Barts). Por desgracia, Aaron anunció el pasado enero que la esclerosis con la que lleva conviviendo desde hace más de 15 años se había acentuado y que le impediría seguir tocando con la banda con la que tantos triunfos ha conseguido. A pesar de semejante mazazo, Ben Kowalewicz parece bastante animado cuando coge el teléfono desde su casa en Toronto a finales de julio. No es para menos. "Afraid Of Heights" suena vibrante y vital, y aunque mantiene ese sonido más cercano al rock alternativo de sus últimos trabajos que al punk rock de sus inicios, es indudable que los canadienses todavía no han dicho su última palabra.

© Dustin Rabin


Quizá lo que más me gusta de "Afraid Of Heights" es que no suena orientado a un determinado público o un determinado estilo. Suena muy natural, muy a vosotros.

Ben Kowalewicz: ¡Muchas gracias! La verdad es que hace unos días lo escuché de arriba abajo y me gustó mucho. Tanto que lo volví a poner. Personalmente, si puedo escuchar un disco dos veces seguidas, significa que es bueno (risas).

Antes de seguir, ¿cómo está Aaron?

Gracias por preguntar. Está bien. Me gustaría poder decir que está genial, pero no sería cierto. Está tan bien como puede estar. Está viendo a médicos de manera regular y están intentando que vaya a mejor y pueda volver a tocar la batería pronto. Pero tiene una mentalidad positiva y se está esforzando en recuperarse.

Dice mucho de vosotros que a pesar de que no pudiera tocar, estuviera involucrado en la grabación, estuviera en el estudio con vosotros y siga apareciendo en las fotos del grupo. ¿Era importante para la banda mantenerlo a bordo?

Totalmente. Aaron sigue siendo parte integral de esta banda. Llevamos tocando juntos desde hace 23 años, así que forma parte del ADN, de la esencia de Billy Talent. Es tan importante como cualquier otro miembro. La buena noticia es que va a estar con nosotros en los conciertos que daremos este fin de semana. Será bueno para todos poder estar juntos ni que sea un par de días. Intentamos mantenernos positivos con todo esto.

¿Fue difícil encontrar la energía para hacer el álbum con Aaron pasando por este mal momento?

Sí. La grabación fue distinta a cualquier otra. Cuando Aaron nos dijo que no podría tocar en el disco, tuvimos que tomar la decisión de si íbamos a entrar en el estudio o simplemente íbamos a esperarle. Por suerte mejoró, pero su enfermedad es impredecible y no tiene cura. Pero fue él quien insistió para que siguiéramos adelante con la grabación y entonces llamamos a Jordan de Alexisonfire, que es una persona y un batería maravilloso, y fue lo suficientemente generoso para aportar su tiempo y su talento. Eso en sí mismo fue un gran desafío porque, como te decía, teníamos una química de 23 años tocando los cuatro juntos y éste era un cambio importante. Pero todo salió bien. Jordan hizo un trabajo alucinante y Aaron estaba ahí, así que sacamos lo mejor de una situación de mierda.

Empezamos a grabarlo en enero, que no es la mejor época en Canadá (risas). Hacía mucho frío y todo era muy oscuro, así que creo que ese ambiente le añadió aún más tensión al disco y por eso el álbum suena tan vivo. Pero ahora que ya está terminado y tenemos la portada y todo hecho, me siento muy a gusto. Trabajamos muy, muy duro. Tengo que remarcar el gran trabajo de Ian, quien es el principal compositor del grupo y además hizo de productor. El tiempo y la energía que le dedicó fue impresionante.

Después de publicar el recopilatorio Hits en 2014, ¿tenéis la sensación de que con este disco podéis empezar una nueva etapa sin depender tanto de lo que habíais hecho antes?

No sé si de manera consciente, pero es posible que inconscientemente sintiéramos eso. Hemos cambiado mucha de la gente con la que trabajamos del management, del sello, tenemos dos personas nuevas en la crew, así que hay mucha energía nueva a nuestro alrededor. Creo que todo el mundo vuelve a estar muy ilusionado. Tenemos muchas ganas de volver a viajar y tocar los temas nuevos. Tenemos muchas ganas de volver a España. Así que nos sentimos inspirados y motivados. En cierta manera nos hemos rejuvenecido.

Me preguntaba si el miedo a las alturas del título se refiere a la posición que tiene el grupo ahora. ¿Sientes vértigo de lo alto que habéis llegado?

(Risas) No. En un principio era sólo el título de la canción. El tema ‘Afraid Of Heights’ habla sobre llevar una relación al próximo nivel, sobre todo cuando una persona quiere y la otra no, cosa que ocurre muy a menudo. Pero luego al repasar la temática de varias letras nos dimos cuenta de que muchas hablan sobre el miedo. Miedo a las relaciones personales, con los políticos, contigo mismo… Como personas tenemos que ser abiertos, tolerantes y cambiar las cosas que no funcionan. Tenemos que convertirnos en personas mejores. Pero cambiar siempre da miedo, así que el título se refiere a ese miedo de llevar las cosas, como sociedad, a otro nivel. Ojalá podamos llegar algún día.

© Dustin RabinHablando de relaciones, los tiempos han cambiado. Ahora las mujeres no se conforman con esa idea tradicional de sentar la cabeza y casarse y muchos hombres se sienten intimidados. ¿Has visto esa evolución en tu vida personal?

No lo sé (risas). Me encantan las mujeres, son criaturas muy fuertes y me gustaría que dominaran el planeta. Si no quieren sentar la cabeza y quieren divertirse, me parece perfecto porque lo merecen tanto como los hombres. Así que me alegro de que eso esté cambiando. No importa cuál es tu sexo o tus preferencias, tienes que centrarte en ser feliz y seguir tu corazón. La vida es muy corta y si no lo haces, serás un anciano que acabará solo y amargado.

Parece que las nuevas generaciones ven el rock como algo pasado de moda u obsoleto. ¿Es ‘Louder Than The DJ’ una reivindicación del género?

A nosotros el rock nos salvó la vida. Cuando teníamos 15 años y vimos a Rage Against The Machine, Pearl Jam o Nirvana, nos cambiaron la vida y decidimos dedicarnos a esto. Quizá la música rock se ha convertido en algo demasiado previsible. A mí me encanta el hip hop y tengo amigos DJ’s y la canción no va contra ellos, sino que es una reivindicación de que el rock sigue siendo importante. Todavía hay muchos chavales que van a conciertos o que quieren tocar la guitarra o la batería, así que el tema intenta decir con un poco de humor que el rock sigue aquí y que no dejaremos que muera.

¿Es por ese motivo que el álbum es muy básico? Al contrario que otras bandas no parece que haya una intención de ‘modernizar’ vuestro sonido…

¡Es que supongo que eso es lo que somos! En este disco está el tema ‘Horses & Chariots’, que es un poco electrónico pero es más Depeche Mode que EDM. Somos una banda de rock, de guitarra, bajo y batería, y luego estoy yo (risas). Creo que nuestros fans tendrían un ataque de corazón si empezásemos a meter beats (risas).

Siempre habéis tenido una vertiente social en las letras y este disco no es una excepción. ‘Big Red Gun’ por desgracia es plenamente vigente con todos los atentados y tiroteos de estos últimos meses.

Es algo que me rompe el corazón. Parece que cada día haya un tiroteo. No sólo en Estados Unidos, sino también en Canadá, en Toronto, donde vivimos. Las armas se han convertido en un gran problema. En Estados Unidos hay que cambiar las leyes para controlar quién tiene acceso a las armas, parece algo totalmente lógico. Para mí cualquier otra cosa es una locura. Pero supongo que aún más importante es cambiar la filosofía y cómo valoramos la vida humana. La violencia no es una solución para nada. Tenemos que enseñar a nuestros hijos que las armas nunca pueden ser la solución.

Supongo que ‘This Is A War’ es una advertencia de lo que podría ocurrir si Donald Trump gana las elecciones.

Sí. Para mí es una locura que alguien tan malvado, arrogante, racista y horrible pueda potencialmente ser presidente de un país. Hay mucha gente buena en el mundo y deberíamos estar juntos luchando por el bien de todos. Por desgracia, la gente es cada vez más individualista y egoísta, así que este tema intenta reivindicar ese sentimiento de comunidad para trabajar juntos por el bien común.

Eso choca con la locura vivida con el Pokémon Go…

Sí, estamos en este punto. No hablamos de lo que pasó en Dallas, o de la violencia policial contra los negros, no hablamos de problemas sociales, allá donde mires es el jodido Pokémon. La vida tiene que ser divertida y el rock tiene que ser divertido, pero también es importante tener una conciencia social. No es que yo no sea culpable, porque también me distraigo con estas tonterías, pero no estoy predicando, sólo digo que quizá deberíamos dejar el Pokémon y dedicar ese tiempo a ayudar a los demás.

¿Crees en las teorías conspirativas? He visto algunos vídeos en los que se decía que la matanza de Florida era un montaje.

No lo sé. No tengo información sobre eso. Creo que, fuera lo que fuera, el resultado es que mucha gente murió. Tengo amigos y familiares que son gays, y pensar que alguien quiera matarlos por su orientación sexual es absolutamente despreciable. De nuevo, tenemos que enseñar que el amor y la vida son lo más preciado que tenemos. Fuera o no un montaje, espero que nunca vuelva a ocurrir.


Texto: Jordi Pons
Fotos: DR
  


COMENTARIOS



Debes estar registrado para poder publicar un comentario


Entra en tu cuenta o regístrate


DISCOGRAFÍA