punk / post-rock / post-punk / post-hardcore / noise rock / post-metal
 Brutus
Nest
ZONA-ZERO
79
7 VOTOS
70
+
Brutus

Nest

Publicación:
Marzo 2019
Sello:
Sargent House
Productor:
Género:
punk-core, pop-rock
Estilos:
punk, post-hardcore, noise rock

MEDIA

Tracklist

  • 01. Fire
  • 02. Django
  • 03. Cemetery
  • 04. Techno
  • 05. Carry
  • 06. War
  • 07. Blind
  • 08. Distance
  • 09. Space
  • 10. Horde V
  • 11. Sugar Dragon

Análisis

por el 17 Abr 2019
592 lecturas
Descubrir una banda a la que cuesta ubicar, al menos de primeras, resulta gratificante en estos días de inabarcable pero predecible oferta. Habiendo escuchado de pasada algunos de los temas de "Burst", primer álbum de la banda belga, fue "War", adelanto de este "Nest", y sobre todo su confirmación en el Download Madrid, lo que llevó a interesarme más por Brutus.

Es en ese instante, en el que intentas juntar piezas y preguntarte dónde carajo encajas a la banda, cuando fracasas y simplemente te dejas llevar por la música. Es lo que me pasó con el citado "War", un tema lento y al que le cuesta arrancar, pero que finalmente lo hace de la mejor forma posible. El modo en el que mezclan géneros como el post-rock y el hardcore, además de otras muchas influencias, es el principal encanto de un trío capitaneado por Stefanie Mannaerts, batería, voz y culpable de que sea tan complicado situar a Brutus en una escena concreta.

Mentiría si dijese que los adelantos no son lo más interesante de este "Nest", ya que junto a "Django" y "Cemetery" son los temas que más brillan frente al resto y representan a la perfección tanto las bases de su sonido como sus directrices. Si el primero tiraba de intensidad en un corte íntimo, profundo y emotivo, "Django" destaca justo por lo contrario, un estribillo vivo y emocionante. La distancia estilística que existe entre algunos de los cortes podría llegar a despistar, pero si en algún campo destaca el combo es en el de conseguir que esta diversidad no resulte para nada forzada. "Cemetery", por ejemplo, abarca ambas facetas en otro tema lo suficientemente intenso como para no quedar reducido a otra melodía recordable.

Pero también hay momentos interesantes más allá de los singles. "Fire" abre el trabajo sutilmente y con ecos de Thrice en algunos fragmentos (tampoco resultaría complicado imaginarse el pasaje central de "Techno" con la voz de Dustin Kensrue) para explotar su vena más hardcore en las partes rápidas, al igual que en el final de "Carry", exprimiendo esa voz chillona y los recursos de Peter y Stijn. Y es que el formato (power) trío y una imagen que podría pasar por la del próximo hype británico no deberían llevar a engaño.

Todos estos contrastes se ven afianzados en la parte final del disco. "Space", además de cumplir la función de nexo, y los casi ocho minutos de "Sugar Dragon" exploran al máximo la faceta ambiental de la banda (y la capacidad vocal de Stefanie) llevando al extremo todos esos elementos que han ido apareciendo a lo largo del álbum. Como contrapunto, "Horde V" hace lo propio en la dirección opuesta. Los blast-beats y rasgados de guitarra hacen de su instrumentación un corte cercano al black metal si no fuera por su producción y envoltorio moderno. Lejos de ser otro producto prefabricado, "Nest" confirma a Brutus como a otra banda a tener en cuenta en el futuro. Su participación en algunos de los festivales más importantes de este verano y sus próximos pasos dirán el resto.


Lo Mejor: Suenan frescos y originales sin hacer nada estrictamente fresco y original.

Lo Peor: Quizá funcione mejor como pequeña colección de sencillos que como álbum.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA