celtic punk / punk rock / pop punk
 Flogging Molly
Anthem
ZONA-ZERO
65
1 VOTO
65
+
Flogging Molly

Anthem

Publicación:
Septiembre 2022
Sello:
Rise Records
Productor:
Steve Albini, Gavin Glass
Género:
punk-core

Tracklist

  • 1.- These times have got me drinking / Tripping up the stairs
  • 2.- Song of liberty
  • 3.- Life begins and ends (but it never fails)
  • 4.- No last goodbyes
  • 5.- The croppy boy '98
  • 6.- This road of mine
  • 7.- (Try) keep the man down
  • 8.- Now is the time
  • 9.- Lead the way
  • 10.- These are the days
  • 11.- The parting wave

Miembros

  • Dave King: voz, guitarra acústica
  • Mike Alonso: batería
  • Dennis Casey: guitarra eléctrica, banjo, voces
  • Matt Hensley: acordeón, voces
  • Nathen Maxwell: bajo, voces
  • Bridget Regan: violín, flauta, voces
  • Spencer Swain: banko, mandolina, voces

Análisis

por el 20 Oct 2022
249 lecturas
Hubo una época en la que Flogging Molly estuvieron muy cerca de competir por el dominio del punk rock con influencia folk irlandesa a Dropkick Murphys. De hecho, considero sus dos primeras referencias, "Swagger" y "Drunken lullabies", mis favoritos de la escena. A partir de ahí, siguieron firmando buenos discos, pero a medida que Dropkick Murphys explotaban, la banda liderada por Dave King perdía algo de fuelle. A día de hoy, y aunque cuentan con una base de fans realmente fiel, la brecha en popularidad es bastante grande.

Una de las principales razones para ello es que creo que la banda no ha sido capaz de dar con la tecla en sus tres últimos discos ("Speed of darkness", "Life is good" y el "Anthem" que nos ocupa). No es que sean malos, porque no lo son, y se disfruta escuchándolos, pero han perdido un poco la esencia inicial de Flogging Molly: la capacidad de equilibrar canciones intimistas con otras que derrochan diversión y ganas insoportables de beberse una cerveza con los amigos en el pub irlandés de la esquina. Como es normal, la versión más sosegada es la que predomina en estos tres últimos discos, que echan un poco de menos un pelín más de desenfreno para poder ser discos redondos.

Once canciones incluye este "Anthem". Ni un pero a ninguna de ellas. Pero tampoco enamoran, son canciones bonitas, como tú, que muchas veces esperas que desemboquen en algo más emocionante que finalmente no ocurre. Hay canciones para disfrutar, sin duda, como la inicial "These times have got me drinking /tripping up the stairs", que es la más redonda del disco. "This road of mine" también mete un poquito de velocidad y emoción, pero se quedan a medio camino, gustan pero no terminan de explotar.

Hay otras canciones que destacan, como "Life begins and ends (but it never fails)" o "The croppy boy’98", pero no me las imagino destacando en un concierto de la banda junto a sus clásicos. Quizás me equivoque, pero como mucho el corte que abre el disco ya mencionado anteriormente perdure en el repertorio de la banda, porque en el fondo, todos seguimos yendo a un concierto de Flogging Molly no sólo a escuchar buenas canciones (no creo que nadie vaya a poner en duda a estas alturas del partido el nivel de Dave King como compositor), sino también a levantar esa cerveza contra un estribillo infalible.

Quizás no tengan nada que demostrar a estas alturas, y que simplemente sigan haciendo lo que les sale de dentro es más que suficiente. Pero cuando queramos un subidón de moral marinado al mejor toque irlandés, seguiremos tirando de sus primeros discos.



Lo Mejor: Un disco correcto, con buenas composiciones.

Lo Peor: Al material, de indudable calidad, le vendría bien una dosis extra de emoción.
 


COMENTARIOS

1 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA