celtic punk / punk rock / pop punk
 Flogging Molly
Life Is Good
ZONA-ZERO
68
2 VOTOS
59
+
Flogging Molly Life Is Good
Publicación:
Junio 2017
Sello:
Vanguard / Spinefarm Records
Productor:
Género:
punk-core
Estilos:
punk rock, celtic punk

MEDIA

Tracklist

  • 01. There's Nothing Left Pt. 1
  • 02. The Hand Of John L. Sullivan
  • 03. Welcome To Adamstown
  • 04. Reptiles (We Woke Up)
  • 05. The Days We've Yet To Meet
  • 06. Life Is Good
  • 07. The Last Serenade (Sailors and Fisherman)
  • 08. The Guns Of Jericho
  • 09. Crushed (Hostile Nations)
  • 10. Hope
  • 11. The Bride Wore Black
  • 12. Until We Meet Again

Miembros

  • Dave King: voz, guitarra
  • Bridget Regan: violín, flauta irlandesa
  • Dennis Casey: guitarra
  • Matt Hensley: acordeón
  • Nathen Maxwell: bajo
  • Bob Schmidt: mandolina, banjo
  • Mike Alonso: batería

Análisis

por el 14 Jul 2017
205 lecturas
Siempre me ha quedado bastante claro que Dave King, alma mater de Flogging Molly, tenía mucho de cantautor folk inspirado por su amada patria irlandesa además de un buen gusto por el punk rock de toda la vida. La mezcla de ambas es lo que alzó a su banda a los puestos más altos de la liga punk folk a principios de este siglo, momento en el que otras bandas como Dropkick Murphys o The Real McKenzies también luchaban por hacerse un hueco en un género que empezaba a despuntar mezclando a The Pogues con Bad Religion.

Con casi veinte años de historia, está claro que la evolución de Flogging Molly, muy influenciada por la evolución vital de su líder y principal compositor, ha sido hacia canciones más maduras, más folk y menos punk, aderezando su música con alguna influencia del rock más tradicional. Si su anterior "Speed of darkness" ya fue un claro paso adelante en esta dirección, este "Life is good" lo corrobora e incluso amplifica.

Vaya por delante que las composiciones de esta banda siempre me parecen acertadas e inspiradas. Son buenos creando canciones y transmitiendo sensaciones, independientemente de que la rapidez de las mismas no sea la de sus comienzos. En "Life is good" seguimos encontrando buenos himnos que mantienen la caña (el más claro ejemplo es "The hand of John L. Sullivan", el hit del disco que introduce unos coros y voces que sorprenden al principio pero que acaban enganchando), pero que sinceramente son los menos. Lo cual tampoco es malo, yo creo que todos hemos asimilado la evolución de la banda, pero si algo hay que echar de menos en este "Life is good", y es algo que ya me pasó con el anterior "Speed of darkness", es que la pasión que transmite el disco no es la misma que transmitían "Swagger" o "Drunken lullabies". Flogging Molly siguen haciendo grandes canciones, pero la conexión es distinta, menos pasional y más racional.

La banda explota su vertiente intimista en la mayoría de los cortes, y es una vertiente que les sale muy bien, como demuestran en "The days we´ve yet to meet" e introduce algún elemento nuevo en forma de himno más coral en voces como "Reptiles (we woke up)" que además saben hacer pegajoso como un verano en Tailandia. No faltará en sus conciertos.

Flogging Molly vuelven seis años después con otro puñado de canciones a la altura de su impecable discografía. "Life is good" puede pecar de frialdad respecto a sus primeros discos, pero también es innegable que la banda sigue manteniendo su instinto para crear canciones especiales y además van introduciendo nuevos matices que enriquecen su propuesta y les aleja del corta pega de lo que han hecho antes. Aunque no cambiará la vida de nadie, un disco más que disfrutable.


Lo Mejor: Mantienen su encanto a la hora de presentar canciones de calidad.

Lo Peor: Su madurez musical les ha restado una pizca de pasión respecto a sus discos iniciales.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA

RockZone - Ya disponible el número de Julio