country / heavy metal / doom metal / psychedelic rock / hardcore punk / rock
 Hank Williams III
Rebel Within
ZONA-ZERO
75
3 VOTOS
73
+
Hank Williams III

Rebel Within

Publicación:
Mayo 2010
Sello:
Sidewalk / Curb Records
Productor:
Hank III
Género:
pop-rock
Estilos:
country

MEDIA

Tracklist

  • 01. Gettin' Drunk & Fallin' Down
  • 02. Rebel Within
  • 03. Lookin´for a Mountain
  • 04. Gone but Not Forgotten
  • 05. Drinkin' aint Hard to Do
  • 06. Monshinner's Life
  • 07. #5
  • 08. Karmageddon
  • 09. Lost in Oklahoma
  • 10. Tore Up and Loud
  • 11. Drinkin' Over Momma

Análisis

por el 25 May 2010
1528 lecturas
No es gratuito decir que Hank Williams III está dentro de los más grandes, no solo del género del country rock, sino de la música contemporánea de estas últimas décadas. A estas alturas, este músico de Nashville, Tennessee, ya no tiene nada que demostrar, pues ha grabado ya varios discos que pueden ser considerados clásicos. Para mi, hablar del nieto de Hank Williams, es como hablar de lo que su supone debiera ser el rock actual de nuestros tiempos. Simplemente es lo que deseo en este momento de mi vida y por supuesto la actitud del artista y su música se puede englobar dentro de lo que podríamos denominar Rock.

Aparentemente sus malos rollos con el sello Curb llegan a su fin y eso se puede sentir en sus nuevas canciones, más pausadas, más edulcoradas y sencillas en su concepción. Pero no nos equivoquemos, pues estamos frente a otro discazo de Hank III.

Desde la inicial “Getting Drunk and Fallin´Down”, nos trasladamos a la América más profunda, donde los vaqueros cuidan de sus vacas y los forajidos huyen de los caza recompensas. El sentimiento es genuino y el juego de voces soberbio. De hecho todos los instrumentos se complementan de esa manera tan perfecta a la que nos tiene habituado.

El tema que da título al disco, “Rebel Within” es simplemente perfecto para el directo, medio tiempo, provocación a raudales y ese gutural coro de Lindsey que le da el toque especial al tema, junto con esos solos de guitarra tan metálicos. Simbiosis rural de la mejor.

Quizá el disco peque de excesivos temas lentos, pero cada uno de ellos tiene calidad por si solo, desde “Lookin´for a Mountain” que me recuerda al clásico de Austin, Willie Nelson. “Gone but not Forgotten” suena a balada Angelina ochentera, otra vuelta de tuerca, Hank III siempre ha tenido mil caras. De hecho lo imagino cantándola a dúo con Brett Michaels. Pasamos a “Drinkin´ Aint Hard to Do”, que suena a Saloon, a country puro y directo, de ese que nos brindaba David Allan Coe.

Y seguimos con “Moonshiner´s Life”, música de rodeo, de fiesta desesperada, de rednecks borrachos azotando a sus mujeres con látigos de saliva y sudor espeso y oloroso. Huele a alcohol, pero todos danzan, invocando al diablo como si fuera su última vez.

En “#5” nos abrazamos a nuestra amada para danzar, dejándonos llevar entre palabras de desesperación, tristeza y redención, donde las drogas están a punto de acabar con todo lo que nos rodea y de hecho ya lo hicieron con muchos de esos a los que quisimos.

Es “Karmageddon” el mas estrambótico y mejor de tema de Hank III en este disco. Mezcla de clásico, cántico de soldados perdidos en la nada del desierto, oda a la desolación más exacerbada. Nunca antes había grabado Hank un tema así, que huele a pasado, sabe a tierra árida y bulle melancolía. Lo que se podría denominar western music.

Ya en la parte final del disco, “Lost in Oklahoma” recupera su sonido más clásico, más country, haciéndote recordar a su abuelo, Hank Williams. Música de paisaje lejano, vagabundeando por tierras americanas, carreteras que nunca cesan, parajes perdidos en la nada de la creación. Todo ello sumado a esa especie de deja-vu que sientes al escuchar los susurros de Hank III, pues en el fondo él siempre estuvo ahí.

“Tore up and Loud” es otro de sus puñetazos en la cara. Directazo de primera reverberado con esa explosión de instrumentos y la voz de Hank III filtrada por el infierno de volcanes y lava incandescente. Seguramente el tema estrella para su nueva gira. Ya puedo ver a Lindsey rugiendo desde detrás del escenario para saltar a cazar fans con sus garras de león y sus arañazos de salvaje endiablado.

Broche de oro con “Drinkin´Over Momma”, rápido, rítmico, breve, directo, acechante, pero sobre todo con ese sabor añejo que espero que el último rebelde nunca abandone. Por el bien de la humanidad, jeje.


Lo Mejor: Hank III de vuelta!!!!

Lo Peor: Quizá peca de demasiados temas lentos.
 


COMENTARIOS

2 Comentarios

  • 72 Bueno
    USER_AVATAR
    Jolocho
    Buen y creativo análisis!!!en su carrera no es el más brillante, pero si tiene tres de los temás más brillantes y crossover de su carrera: REBEL WITHIN, KARMAGEDDON (increíble el vibe que tiene, parece que estemos en "Apocalypse now") y TORE UP AND LOUD.Además, cuántos rednecks cantan GETTIN'' DRUNK AND FALLIN'' DOWN y se quedan tan panchos? bueno, vale, ahi están Biram y los Bastards para hacer sana competencia!!!Lindsey no tiene mejor forma de captar fans? jeje
  • 72 Bueno
    USER_AVATAR
    rearviewmirror
    Algo por debajo de sus antecesores (a veces muy lento, falto de ritmo) pero no hay duda de que es un disco con el sabor clásico de Hank III. "Karmaggedon" y "Rebel Within" son ya hits dentro de su colección. Gran analisis!!!
 

DISCOGRAFÍA