L'Hermite
MAQUETA
ZONA-ZERO
80
L'Hermite

L'Hermite

Publicación:
Junio 2005
Sello:
Autoeditado
Productor:
Autoproducido
Género:
pop-rock
Estilos:
rock

MEDIA

Tracklist

  • 01. Bailando Sobre las Ruinas
  • 02. El Túnel de las Almas
  • 03. Dilivio Eterno
  • 04. Regreso al Eden

Análisis

por el 30 Jun 2005
3946 lecturas
En el año 2002, el guitarrista argentino Carlos Ferrari decidió empezar a grabar algunos temas para formar una maqueta, con lo cual, dio inicio a un nuevo proyecto de rock llamado L’Hermite. Este proyecto personal de Carlos Ferrari viene a ser la suma de su larga y dilatada experiencia en el panorama rock argentino, donde a parte del estudio y enseñanza de la guitarra, Ferrari ha participado de bandas como Siszard o Rescate Emotivo.

Después de algo de tiempo, ya tenía grabadas 4 largas y técnicas canciones, las cuales formarían parte de su maqueta debut, la cual se titulo homónimamente. Para ello, Ferrari contó con la ayuda de Ezequiel Marzelli también a las guitarras, el pianista Ariel Rota o Marcelo Napolitano, encargado de los solos de bajo.

L’Hermite” es una maqueta como ya dije, con tan solo 4 temas, pero a parte del apartado sonoro, las influencias del rock progresivo instrumental, se deja entrever en la longitud de los temas y en su estructura. Las cuatro composiciones son largas y presentan una estructura laberíntica y repleta de grandes detalles y sorpresas. De hecho, la habilidad como compositor y guitarrista de Carlos Ferrari, con más de 23 años dedicados a las 6 cuerdas, se nota y mucho en cada uno de los cortes de este trabajo.

Influenciado por los grandes de la guitarra, tales como George Lynch, Vinnie Moore, Steve Vai, Richie Kotzen, Tony McAlpine o Paul Gilbert, la música de L’Hermite no solo se limita a ser una demostración factible de la habilidad del guitarrista, sino que a la par que cada uno de los 4 temas de la maqueta desprenden habilidad por todos sus costados, también vamos a encontrar pasajes muy emotivos, en los que los afilados y agudos solos de guitarra (algunos de los cuales se prolongan por minutos) acaban por configurar la propuesta de L’Hermite: rock instrumental con guitarra como narrador.

La maqueta, que ha recibido multitud de halagos por parte de prensa tanto argentina como española (de hecho, “L’Hermite” fue elegida como “Mejor Maqueta del Mes” por la revista Guitarrista), es una amalgama de sonidos clásicos de guitarra clásica. Si bien es cierto que los efectos y desarrollos que encontramos en la maqueta no son impactantes por su originalidad o innovación, sí lo que lo son por su excelente mezcla entre técnica y sentimiento.

L’Hermite” empieza con “Bailando Sobre las Ruinas”, una composición muy en la onda de los sonidos más progresivos, con un comienzo repleto de distorsiones y notas agudas, al más puro estilo del progresivo psicodélico de los 60 / 70. Aunque en ningún tema se cante, lo cierto es que no se echa de menos la voz. Los pasajes de guitarra son acertados y parecen hablar por sí solos. Como sucede en este tema, donde sobre la base de bajo y batería (bastante calmada y envolvente) la guitarra no deja de puntear ni un solo segundo. La excelente cadencia de notas, oscila entre pasajes más melódicos y envolventes que pueden llegar a recordar a RPWL hasta solos endiabladamente eléctricos que otorgan cierto aspecto épico al tema.

En la misma onda encontramos el segundo tema de la maqueta: “El Túnel de las Almas”, el cual resulta mucho más melódico y pausado, con la aparición de acordes de guitarra española que no tardan en dar paso a alargadas notas eléctricas que se difuminan como aceite sobre una balsa de agua. “Diluvio Eterno” por su parte, es el tema más largo de la maqueta, el cual empieza con una increíble distorsión de más de 30 segundos. A partir de ese momento, regresa la omnipresente guitarra solista, para seguir dibujando claroscuros en cada una de las estrofas. Finalmente, “Regreso al Eden” retoma la estela marcada por “El Túnel de las Almas”, es decir, el lado más sosegado y envolvente de la maqueta. Con un cronometrado bateo de fondo y un bajo sencillo pero efectivo, “Regreso al Eden” resultar ser el tema más “oíble” de la maqueta. Sigue siendo largo, sigue siendo técnico, pero por su estructura, especialmente al inicio, se hace más accesible.

En definitiva, “L’Hermite” es una gran maqueta, en la que la guitarra es la protagonista principal. No hay escena en la que no se deje escuchar ni estrofa en la que no demuestre que con habilidad y buen juicio a la hora de componer, nada es mejor que una buena guitarra.


Lo Mejor: Buena mezcla entre técnica y sentimiento.

Lo Peor: No hay ningún efecto excesivamente innovador o chocante.
 


COMENTARIOS

0 Comentarios

 

DISCOGRAFÍA