sludge metal / post-metal / progressive metal / art rock
 Cult of Luna
The Long Road North
ZONA-ZERO
87
7 VOTOS
89
+
Cult of Luna

The Long Road North

Publicación:
Febrero 2022
Sello:
Metal Blade
Productor:
Cult of Luna
Género:
metal
Estilos:
sludge metal, post-metal

MEDIA

Tracklist

  • 01. Cold Burn
  • 02. The Silver Arc
  • 03. Beyond I
  • 04. An Offering to the Wild
  • 05. Into the Night
  • 06. Full Moon
  • 07. The Long Road North
  • 08. Blood Upon Stone
  • 09. Beyond II

Miembros

  • Magnus Lindberg - guitarra
  • Johannes Persson - guitarra, voz
  • Thomas Hedlund - batería
  • Fredrik Kihlberg - guitarra
  • Kristian Karlsson - telcados

Análisis

por el 07 Mar 2022
617 lecturas
Lejos, muy lejos, queda ya aquella fascinante explosión de un género que, en unos pocos años, puso patas arriba toda la escena musical alternativa. El principio de este milenio fue una sopa caliente de estilos que se consolidaban en cuestión de meses: tomaba forma el post-rock a la estela de las obras magnas de Godspeed You! Black Emperor o Sigur Rós, del post-hardcore y el emo se desgajó un screamo que nos dejó en aquellos años discos memorables tras la irrupción de Orchid o pg.99... Pero si hubo un movimiento que sacudió como un terremoto el panorama independiente, ese fue el que, al calor de Neurosis e Isis, dio lugar al nacimiento del post-metal.

No recuerdo un frenesí semejante en una época ya de por sí convulsionada por el auge de internet y la subsecuente barra libre que supuso sustituir las revistas por los perfiles de MySpace y las tiendas de discos por los blogs de descargas. Cada mes aparecía una nueva obra maestra y nuestras bandas preferidas nos duraban lo que tardaba en salir otra que iba todavía un paso más allá, apenas unas semanas. Pelican, The Ocean, Kayo Dot, Amenra, Callisto, Boris, Rosetta, Nadja, Red Sparowes... No resultaba fácil seguir el ritmo a una escena que derribaba los pilares del metal convencional.

Como es costumbre, pasado el entusiasmo inicial las aguas volvieron a su cauce, el movimiento se estancó y el público empezó a desviar su mirada hacia nuevos sonidos: el djent, las nuevas tendencias del metalcore, la reinvención del black... Y todas aquellas bandas fueron separándose, cambiando de registro o cayendo paulatinamente en el olvido a medida que la insaciable hambre del mundo digital engullía géneros y tendencias a velocidades desconocidas hasta entonces.

Pero aquí estamos, más de 20 años después, analizando el noveno álbum de Cult of Luna. Porque el único antídoto eficaz al inexorable paso del tiempo en esto de la música es seguir entregando trabajos de calidad y, en ese sentido, no se puede negar la capacidad de los suecos. Una banda por la que no pasan los años y que ahora, tras más de dos décadas de carrera, parece estar todavía en su mejor momento. No es nada fácil.

'The Long Road North' es un eslabón más de una cadena de discos sin mácula que nos ha entregado en los últimos años monumentos de la categoría de 'Mariner' y 'A Down to Fear'. La banda mantiene intactas sus señas de identidad en sus canciones largas y expansivas en las que, ahora, la contundencia del sludge más voluminoso convive con desnudos paisajes de inquietante belleza. Todo sigue igual y, a la vez, vuelve a ser algo distinto.

El recorrido comienza ya con una 'Cold Burn' que podemos incluir sin reparos entre sus composiciones más inspiradas. Un tema hipnótico a la vez que opresivo, de atmósfera cargada, en el que los riffs se llevan todo el protagonismo sobre una base rítmica que solo puedo calificar de épica. Algo parecido se puede decir del tema que da nombre al disco, otro tour de force en el que las influencias post-rockeras aportan el espacio necesario para que los certeros riffs se nos claven en el telencéfalo.

Del espírutu post-rockero hay que hablar, porque después de obras tan monolíticas como 'Vertikal' o sus dos trabajos anteriores ya mencionados, aparecen de nuevo los ecos a ese 'Somewhere Along the Highway' que tiene ya 16 años encima. Se agradece descubrir canciones como 'Into the Night', con una instrumentación más reposada y voces limpias, o esa 'Beyond I' que en apenas tres minutos y con la colaboración de Mariam Wallentin de Fire! Orchestra (una de las bandas más excitantes e inclasificables de la última década) se convierte en un interludio sobrio y elegante que aporta una nueva dimensión al sonido de la banda.

Pero si de algo le sirve a 'The Long Road North' ese acercamiento a los terrenos del post-rock es para construir esa tensión propia del género que lo hace tan emocionante. La sensación de que no está pasando nada ahora, pero puede pasar en cualquier momento está tan conseguida como en su época dorada. Y cuando se trata de Cult of Luna sí que pasan cosas, ¡vaya si pasan! Porque es precisamente en temas como 'Blood Upon Stone' o 'An Offering to the Wild' donde la banda despliega todo su potencial y se vuelve irresistible. Canciones cuya atmósfera nos introduce sin darnos cuenta en su terreno dejándonos indefensos y a su merced, situación que no desaprovechan para atacar con sus mejores armas: de nuevo, esos riffs abrasivos de ejecución quirúrgica sobre los que Johannes Persson se deja la garganta. Y así es como vuelven a levantar, casi inadvertidamente, esos impenetrables muros de sonido de los que no podemos (y, sinceramente, tampoco queremos) escapar.

Me cuesta no recurrir a la manida metáfora de un clavo que ya está hundido en la pared de tanto martillazo certero. Una vez más, Cult of Luna demuestran ser garantía de calidad y su carrera no hace más que mejorar. Una banda que no deja de evolucionar su sonido sin perder nunca su identidad, sin perder de vista sus raíces. Y un ejemplo de que no es necesario reinventarse cuando eres capar de sacar siempre el máximo partido a tus mayores virtudes.

Si tuviera que poner algún pero a esta novena entrega es la aportación de Colin Stetson, un genio contemporáneo del saxofón cuyas colaboraciones pasan más bien desapercibidas y es una lástima, porque ver su nombre en los créditos prometía. Esperaba verle empujando el sonido de la banda hacia nuevos territorios o insuflando un aire nuevo a las composiciones como hiciera de manera magistral Julie Christmas en aquella maravilla titulada 'Mariner'. En cualquier caso, no deja de ser anecdótico en un lanzamiento que se ha ganado por mérito propio un lugar privilegiado en el panorama metal de este 2022.


Lo Mejor: Escuchar a la banda más grande del post-metal actual haciendo honor a su nombre con un disco que entre sus pasajes más reposados y sus demostraciones de músculo no deja de asombrar.

Lo Peor: La inapreciable aportación de Colin Stetson, una colaboración tan excitante a priori como decepcionante a posteriori.
 


COMENTARIOS

7 Comentarios

  • 98 Excelente
    USER_AVATAR
    Isle313
    No defraudan, tengo 53 aňos y los sigo desde el principio,Para mi son el "pollo Popeye" del post Metal
  • 88 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    tanoka
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    rearviewmirror
    De lo mejor del año por el momento. Esta gente no falla.
  • 89 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Wakibu
  • 87 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Wirrak
  • 88 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    krater
  • 87 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    MONs
 

DISCOGRAFÍA