alternative rock / funk metal / alternative metal / rap metal / hard rock / experimental rock
 Faith No More
Angel Dust
ZONA-ZERO
100
151 VOTOS
87
+
Faith No More

Angel Dust

Publicación:
Junio 1992
Sello:
Slash
Productor:
Matt Wallace, Faith No More
Género:
metal, pop-rock
Estilos:
alternative rock, experimental rock, alternative metal, funk metal

MEDIA

Tracklist

  • 01. Land Of Sunshine
  • 02. Caffeine
  • 03. Midlife Crisis
  • 04. RV
  • 05. Smaller And Smaller
  • 06. Everything's Ruined
  • 07. Malpractice
  • 08. Kindergarten
  • 09. Be Aggressive
  • 10.A Small Victory
  • 11.Crack Hitler
  • 12.Jizzlobber
  • 13.Midnight Cowboy

Miembros

  • Mike Bordin: batería
  • Roddy Bottum: teclados
  • Billy Gould: bajo
  • Jim Martin: guitarra
  • Mike Patton: voz

Análisis

por el 09 Jun 2003
11834 lecturas
Mientras me preparaba este análisis, escuchaba este disco “Angel Dust”, y conforme iban pasando las canciones, se me iban ocurriendo varios modos para empezar a escribir, y en vista de que no me podría decidir por ninguno, los utilizaré todos. Lo que todas estas introducciones tienen en general es que proclaman a los cuatro vientos las múltiples grandezas de Faith No More como grupo y de “Angel Dust” como disco.

1- Faith No More nació como un grupo que estaba dispuesto a cambiar las reglas del heavy metal, pero como todos sabemos, el heavy es una música sin evolución, de gran calidad pero que no acepta variaciones o mezclas con otros estilos. Por eso, cuando apareció Faith No More, con la intención de romper el hermetismo del heavy, rápidamente los puristas del género le buscaron una etiqueta para quitárselos de encima. Se les llamó “New heavies” o “Freakie Metal”. Por eso, no es raro que en muchos medios a los herederos de Faith No More, se les considere grupos de “heavy”, y es que entre músicas aparentemente tan distintas como el heavy metal de Iron Maiden y el nü-metal de Korn, tan solo hay un eslavón: Faith No More.

2- Situémonos en la California de mediados de los 80. ¿Qué pasaba en la región? Pues al parecer nada del todo interesante, pero solo eran apariencias. En el underground musical de la región, cuatro grupos empezaban a forjarse una leyenda mediante su innovación, la violación de toda escala musical existente y gracias a su valor a la hora de enfrentarse a los clásicos que durante 20 años llevaban haciendo lo mismo. Estos cuatro grupos fueron Primus, Beastie Boys, Red Hot Chili Peppers y los protagonistas de este análisis: Faith No More. En el caso de FNM, tenemos que comprender que son uno de los grupos más influyentes para el género que aquí nos ha reunido a todos: el nü-metal. Aunque de la influencia de Faith No More no se libra ningún estilo de rock. De sus aguas beben el industrial, el gótico, el aggro, el pop punk y el rap-metal. ¿Por qué? Sencillo, porque gracias a sus ganas de hacer algo nuevo, Faith No More dejaron como legado discos como este “Angel Dust”, que nos ayudan a comprender la actual música.

3- Grupos como Sepultura, Korn o Rage Against the Machine, tienen un hueco en nuestros corazones al haber impulsado el nuevo rock hasta cotas insospechadas, pero ¿qué influyó en todos estos grupos a la hora de innovar? La respuesta es simple: Faith No More. El grupo logró fusionar tantos estilos como uno pueda imaginar, y con ello alumbrar a un nuevo estilo, el cual solo ellos pudieron llevar a cabo: el Freakie Metal. La etiqueta (odiosas a veces) se les concedió por su peculiar puesta en escena y por su alocada música, la cual no conocía precedentes.

Bueno, leyendo estas tres introducciones, creo que ya podréis haceros una idea real de lo que Faith No More significa para todo fan del nü-metal, el industrial, el aggro-metal y demás géneros antes mencionados.

Ahora que ya conocemos los antecedentes básicos de la banda, podemos entrarle directo al disco:

Este es en toda regla, y con toda justicia, uno de los mejores 25 discos de la historia del rock, que no es poco. Encontramos 13 canciones buenísimas, 13 canciones sorprendentes cada cual más que la anterior, y sobretodo encontramos 13 canciones que han servido de musa a la hora de componer cientos y cientos de temas de grupos tan variados como Marilyn Manson o The Offspring.

El disco empieza con un tema bien heavy, pero llevado a un terreno playero californiano. Encontramos guitarras afiladas y agudas, que se marcan breves pero buenos solos en más de un momento. Mientras tanto, escuchamos en todo momento unos teclados que dan profundidad a la canción, y que la dotan de cierta onda gótica. Sin lugar a dudas, Nine Inch Nails bebió de las aguas de este tema. Impresionante los cambios de ritmo, y es que la banda está (estaba, mejor dicho) formada por 5 de los mejores músicos que ha dado el país del tío Sam: Mike Patton (voz), Jim Martin (guitarra), Billy Gould (bajo), Roddy Buttom (teclados) y Mike Bordin (batería).

Después llega “Caffeine”, tema que podría bautizarse como el germen del industrial, con la aparición de riffs pesados y repetitivos que conducen al resto de instrumentos. Sobretodo destacar los buenísimos arreglos electrónicos de carácter gótico-industrial que se pueden apreciar, mucho mejores que los de la mayoría de grupos de la actualidad, y eso que por entonces existían muchos menos medios. La canción en sí es más o menos tranquilo, aunque ya hacia el final, Mike Patton se desgañita para gritar tan alto como puede, y de ese modo acompañar la instrumentación hardcore. Hay que darse cuenta de que estamos hablando de un disco añejo, y que por entonces no se había escuchado nada nuevo, y si digo esto es para que os deis cuenta de que no solo cambiaron la forma de ver el rock y el metal, sino que también, gracias a la incorporación de Patton, asentaron académia de “como cantar”, y de hay el que más y el que menos, ha aprendido algo. Patton es uno de los cantantes más versátiles que han existido, y es que puede agudizar su voz al más puro estilo heavy (el mismísimo Axl Rose afirmó estar celoso de él, y para que Rose dijese algo así, muy obvio tenía que ser…), de rapear, de gritar, de cantar melodías más pop y de desgarrar su voz con gruñidos guturales.

“Midlife Crisis” es un tema que se asemeja más al segundo, con coros bastante más melódicos y pop. Lo mejor de este tema son los coros, y es que las diferentes voces de Patton se van superponiendo unas con las otras, y a eso hemos de sumarle los coros del resto del grupo. Todo un detalle de producción, que mezcla lo inmezclable y encima lo dota de magisterio. Le sigue “RV”, paranoia dónde las haya. Seguro que muchos grupos tras escuchar esto, se atrevieron a hacer cosas parecidas, de ahí que en más de un disco encontremos interludios de similar corte. La canción es básicamente un lento ritmo circense, con la voz de Patton perezosa y borracha. Es realmente divertida la canción, no solo por los delirios líricos, sino por la música en sí. Impresionante.

“Smaller and Smaller” vuelve a sorprender, siendo esta una canción en esencia más parecida al metal actual. Riffs pesados y lentos, que funcionan como una apisonadora: poco a poco y con potencia. A la grandeza de la canción, contribuye de nuevo la vocalización de Patton, que en segundos pasa de susurrar a gemir con una voz realmente aguda, y no solo eso, sino que también lo adereza con gritos. “Everything’s Ruined” empieza con bonitos acordes de piano, que no desaparecen en toda la composición, yendo y viniendo del fondo. Esta canción, se acerca más a lo que hoy en día conocemos como rap-metal, con las florituras del teclado y con unos coros que nada tienen que ver con el metal. Preciosas melodías y magistrales acordes. “Malpractice” es un cúmulo de estilos, que trabajan al mismo tiempo, sin interferir para nada. La voz de Patton al principio es puramente death, de fondo un caos instrumental paradójico, y es que quien quiera oirá punk, quien quiera heavy, otro dirá que metal y otro dirá que industrial. Nadie se equivoca.

A estas alturas de disco, uno ya no se atreve a predecir que es lo siguiente, ya que cualquier pronóstico tiene más posibilidades de fallar que de acertar visto lo visto. “Kindergarten” es un tema más parejo al rock clásico, pero si tenemos en cuenta que Patton lleva el peso con rapeos, nuestros esquemas no tardan en desmontarse. “Be Aggressive” es una canción que ha estado de moda últimamente, por el posible plagio de Marilyn Manson en su nuevo single “mOBSCENE”. Si en el análisis de Manson ya decíamos que eso no eran más que patrañas, en este no hacemos más que reafirmarnos. La canción en sí es un rock funky bastante más similar a lo que podríamos oír en los primeros trabajos de los Red Hot Chili Peppers, con los ya famosos coros de animadoras. Un detalle curioso, es que en medio de tanta melodía más o menos alegre (la lírica es otra cosa), surge de la nada un teclado gótico que da paso a un impresionante solo de guitarra de lo más heavy que puede haber. Señores y señoras, esto es una locura.

“A Small Victory” se convierte en un viaje por todos los estilos que ya hemos comentado. Patton canta más melódico, pero no se lo piensa dos veces en rapear o hacer ruiditos. Esta canción en concreto me trae a la mente grupos más playeros, como 311 o los más nuevos Hot Action Cop. Coros divertidos mezclados con añadiduras electrónicas y guitarras agudas mezcladas con riffs pesados. “Crack Hitler” es el toque de humor político que le faltaba al disco. Con un bajo que gana protagonismo, encontramos un inicio con una alarma de fondo, voces en alemán y después un ritmo funky con los ya característicos teclados con tintes góticos. Aquí Patton canta más bien poco, ya que el domino es instrumental, pero cuando lo hace, la arma. Primero relata, por así decirlo, con una voz distorsionada electrónicamente, después hace coros cantados con una mujer y termina desapareciendo en medio de unos coros de multitudes, pero lo mejor llega al final cuando Patton se marca unos cantes tradicionales árabes. Esta es una canción que abarca varias generaciones musicales, y es que encontramos un estribillo muy funky setentero, un sonido electrónico de los 80 y el rock alternativo de los 90.

Por desgracia todo acaba, y cuando lo que finaliza es algo tan bueno como este disco, da pena, pero por suerte siempre tenemos la posibilidad de repetir, ¿no? Las dos últimas canciones son “Jizzlobber” y “Midnight Cowboy”. La primera recupera el estilo de “Land of Sunshine” o “Caffeine” (evidente influencia para Mushroomhead), mientras que “Midnight Cowboy” pone el broche de oro con una introducción melódica muy agradable, que suena a despedida, a la cual se van añadiendo poco a poco todos los instrumentos, sin la participación de Patton. Una pieza instrumental que cierra un disco que todo seguidor de las nuevas tendencias de rock tendría que idolatrar.

Como comentario final, diré que me parece que en muchas ocasiones se les tiene en poca consideración como grupo clave, y es que nos gusta más venerar grupos afamados por la tragedia, que a este grupo, que por desgracia se perdió por problemas internos, el cual significa y significará mucho más para la música que cualquier otro anterior. También me gustaría mencionar un detalle curioso, y es que en su web oficial, de la cual tenéis un enlace en este mismo análisis, podéis leer su biografía en varios idiomas, por supuesto se haya el español, pero lo sorprendente es que también está el ¡catalán!


Lo Mejor: Original y muy influyente.

Lo Peor: Una remasterización no le vendría mal.
 


COMENTARIOS

94 Comentarios

  • 90 Muy Bueno

    Raul Toscano Flores
    sin duda coincido con cualquier comentario por mas negativo que este sea de ser un disco que experimenta y por positivo de obra maestra. es de esos albums que son recomendables y puedes escucharlo al 100%. discos como dookie de green day, nevermind de nirvana, the bends de radiohead, creo me gustaría meter a dysfunction de staind en esta categoría y en este momento omitiré otros por que de momento no los tengo en mente.
  • 100 Excelente

    Rafa Rodriguez Gomez
    Para mí, el segundo mejor disco de la historia, con la mejor canción de la historia....SMALL VICTORY!!
  • 98 Excelente

    BenFlynn
    ESPECTACULAR...fusión de fusiones...Patton rozando la perfección....disco HISTÓRICO de la música contemporánea
  • 95 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Demanufacture
    Muy muy completo
  • 90 Muy Bueno


    Su mejor disco.
  • 100 Excelente


    Perfecto.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Kupak
    Be agressive!!!
  • 91 Muy Bueno

    meneillos
    y por favor, que no lo toquen, que está muy bien como está
  • 99 Excelente
    USER_AVATAR
    dumonyakk
    Este disco no se merece otra cosa k no sean buenos comentarios. Es uno de los discos más ricos en musicalidad. Te hace sentir de todo...alegría, tristeza, rabia, furia, paz...es increible...y haciendo musica rock, en el mas amplio sentido de la palabra. Además, creo k es, sino el k mas, uno de los discos mas influyentes de los ultimos tiempos...ya sabéis a que me refiero...numetal...crossover, rapmetal, funk...Y ya si nos ponemos a hablar del General Mike Patton nos tenemos k kitar el sombrero. Un grupo sin igual, singular y único. Para la historia. Chau peña!! P.D.: si, sigue sonando de otra galaxia, pero tal comentario es más digno de ser acompañado de una puntuación mayor que 73.......
  • 73 Bueno
    USER_AVATAR
    Jolocho
    Han pasado más de diecisiete años y sigue pareciendo de otra galaxia. xxx
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Sepulchaos
    ou yeah!!
  • 88 Muy Bueno

    amafake
    me gusta bastante pese a lo intrincado de su planteamiento y ejecución; además creo que suena de muerte de por sí; pueden ahorrarse el remaster sacacuartos, digo
  • 99 Excelente
    USER_AVATAR
    Juanjo_1981
    Imprescindible. Hazte un favor y escuchalo del tirón sin más distracción que las letras de las canciones.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    pRIMUX
    90 para este, un 100 para el king for a day !!
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    at_sharell
    Le he bajado un poco la nota, ultimamente cuando lo escucho no me mola tanto como las primeras veces :P Prefiero el King for a Day
 

DISCOGRAFÍA