hardcore punk / mathcore / experimental rock / post-metal
 Rolo Tomassi
Where Myth Becomes Memory
ZONA-ZERO
74
8 VOTOS
79
+
Rolo Tomassi

Where Myth Becomes Memory

Publicación:
Febrero 2022
Sello:
MNRK Heavy
Productor:
Lewis Johns
Género:
metal, punk-core
Estilos:
mathcore, post-metal

MEDIA

Tracklist

  • 01. Almost Always
  • 02. Cloaked
  • 03. Mutual Ruin
  • 04. Labyrinthine
  • 05. Closer
  • 06. Drip
  • 07. Prescience
  • 08. Stumbling
  • 09. To Resist Forgetting
  • 10. The End of Eternity

Miembros

  • Eva Korman -voz
  • James Spence - voz, piano, sintetizador
  • Nathan Fairweather - bajo
  • Chris Cayford - guitarra
  • Al Pott - bateria

Análisis

por el 17 Mar 2022
1367 lecturas
Ah, la madurez... ¡Qué proceso el de madurar! Cumplir años, sentir el imparable devenir del tiempo, ver cada vez más lejanos los joviales años de la juventud, aguantar el peso de las responsabilidades. Perder, añorar, olvidar. Y envejecer, claro. Pero también aprender, encontrar, conocerse. Y hacerse más sabio en cada giro de los acontecimientos, atesorando las respuestas que nos ofrece la mera experiencia. Haber vivido durante más tiempo permite poner las cosas en persepectiva, reflexionar, tomarnos las cosas con más calma.

Una de las recompensas de ir cumpliendo años es ser testigo de cómo los artistas a los que seguimos también pasan por este proceso. Cambian, se transforman; en definitiva... maduran. Y en casos como el de Rolo Tomassi, esa madurez se evidencia a la perfección a su obra. En 'When Myth Becomes Memory' reconocemos de inmediato a aquella joven formación británica que debutara allá en 2008 con 'Hysterics'. Pero también notamos que aunque Eva Korman y su hermano James Spence siguen ahí desde entonces como núcleo creativo de la banda, ya no son las mismas personas.

Atrás queda esa urgencia de sus primeros trabajos, esa necesidad de vomitar sin filtro todas sus ideas y emociones en un caótico frenesí de cambios de ritmo, de textura, de estilo y de intensidad. La música de Rolo Tomassi ha ido ganando con los años reflexión y contexto, tal como lo habría hecho cualquier persona en los 14 años que ya han pasado desde aquel debut. Hay quien entiende la madurez de una banda como una transición a terrenos más reposados, y lo es. Pero no en el sentido de hacerse más melódica o accesible, como se suele pensar, sino en el de ser capaces de poner en orden sus propias ideas.

Y de eso se ha beneficiado precisamente el quinteto inglés, que en cada nueva entrega se ha ido mostrando cada vez más centrado, más autoconsciente y más seguro de sí mismo. En resumen, más maduro. Para este nuevo álbum han abandonado casi por completo el mathcore de naturaleza bipolar que les caracterizaba y han dejado aflorar nuevas influencias del dream pop mientras se asentaban los elementos post-rock y post-metal de sus últimas referencias. Pese a todo, la identidad de la banda sigue intecta. Porque uno cambia, pero en el fondo sigue siendo el mismo.

Esa dualidad entre calma y tempestad que, desde sus inicios, ha sido el sello distintivo de la banda sigue muy presente. No podría ser de otra manera cuando cuentan con una vocalista que domina ambos registros: ya sea rasgando sus cuerdas vocales con violencia desde el fondo de su garganta, ya sea afinando su aterciopelada voz melódica, Eva Korman vuelve a erigirse como el activo más condicionante del sonido Rolo Tomassi.

Los cambios más notables se dan a nivel compositivo. Sus canciones fluyen ahora de un modo más natural y suenan más coherentes que nunca. No es sencillo combinar el post-metal más pesado con pasajes etéreos sin que el asunto parezca un cortapega, y esta es una asignatura en la que la banda muestra estar progresando adecuadamente. Temas como 'Cloaked', 'Prescience' o 'To Resist Forgetting' presentan transiciones rápidas entre registros, pero no es un recurso del que la banda abuse como antaño: aquí el uso del crescendo los hace evolucionar de forma orgánica y les otorga cierto empaque.

Precisamente de crescendos está bien nutrido un álbum que comienza y termina con dos canciones, las más largas de la colección, contruidas de este modo. En ambos casos, la voz de Eva Korman se desliza sobre una instrumentación austera de corte dream pop antes de dejar paso a esos pasajes post-rockeros que van ganando volumen hasta que culminan en un épico y emotivo gran final. Una estructura que encontramos también en 'Closer' a mitad de camino y que hace que los tres temas suenen realmente parecidos si los escuchamos seguidos.

Y me lleva a la mayor debilidad del álbum, un problema que la banda lleva arrastrando desde sus inicios: las partes melódicas siguen siendo, por lo general, poco inspiradas, faltas de personalidad y más bien genéricas. Lo cual es una pena teniendo en cuenta que es uno de los elementos en los que el grupo basa toda su personalidad. 'Stumbling', ya casi al final, nos da buena cuenta de ello: una canción que pasa sin pena ni gloria; bonita, sí, pero también prescindible. Como casi todo lo que en este disco no se mueve sobre la distorsión.

Porque es ahí donde sí que destacan; cuando despliegan su descarga metálica no dejan títere con cabeza. Desde los riffs pesados cercanos al sludge de 'Cloaked', 'Labyrinthine' o 'Prescience' hasta los arrebatos de furia zapatillera de 'Mutual Ruin' o 'Drip', una vez la banda enchufa sus influencias más extremas y Korman tira de registro gutural la cosa cambia para bien. Especialmente agradable es ese nuevo acercamiento al post-metal en varios de los temas, cuando, ahora sí, la voz melódica aporta matices muy agradecidos y los teclados contribuyen a la épica. Puede que les falte un punto de originalidad, de creatividad o de inquietud para ir un paso más allá como las grandes bandas del género, pero no se puede negar que son muy efectivos en esta faceta.

Son seis discos ya, y Rolo Tomassi se han asentado en una nueva fase de madurez que les ha sentado bien. Me guardo las buenas intenciones mostradas, las ganas de ofrecer un sonido más cohesionado y sugestivo sin perder de vista sus influencias y sus raíces. Me quedo otra vez con las ganas de verles destacar en su vertiente menos ruidosa, donde las nuevas influencias del dream pop son bienvenidas pero insuficientes. Es un contrapunto perfecto a la agresividad y la contundencia de su parte más cañera y, si fueran capaces de igualar la calidad de ambas, seré el primero en ponerles un altar.


Lo Mejor: Cuando se ponen tralleros tienen pocos rivales y el acercamiento al post-metal les ha sentado como anillo al dedo.

Lo Peor: Su vertiente más melódica sigue dejando mucho que desear.
 


COMENTARIOS

8 Comentarios

  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    tanoka
  • 87 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    txiki
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Wakibu
    Cada vez mejor.
  • 65 Bueno

    Mijail
    Yo todo lo contrario que Krater, me dicen bastante menos ahora que antes.
  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    RaiZ
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    krater
    Para mí la parte melódica se ha convertido en uno de sus fuertes, por el contraste que genera. Yo me quedo con los Rolo Tomassi de estos dos últimos discos. Antes no me decían mucho.
  • 74 Bueno
    USER_AVATAR
    Wirrak
  • 74 Bueno
    USER_AVATAR
    MONs
 

DISCOGRAFÍA