alternative metal / nu metal / groove metal / hard rock / heavy metal / melodic metal
 Slipknot
.5: The Gray Chapter
ZONA-ZERO
61
56 VOTOS
70
+
Slipknot

.5: The Gray Chapter

Publicación:
Octubre 2014
Sello:
Roadrunner Records
Productor:
Greg Fidelman
Género:
metal
Estilos:
groove metal, melodic metal, nu metal

Tracklist

  • 01. XIX
  • 02. Sarcastrophe
  • 03. Aov
  • 04. The Devil in I
  • 05. Killpop
  • 06. Skeptic
  • 07. Lech
  • 08. Goodbye
  • 09. Nomadic
  • 10. The One That Kills the Least
  • 11. Custer
  • 12. Be Prepared For Hell
  • 13. The Negative One
  • 14. If Rain is What You Want
  • 15. Override (Bonus)
  • 16. The Burden (Bonus)

Miembros

  • (#0) Sid Wilson – Dj
  • (#3) Chris Fehn – percusión, coros
  • (#4) Jim Root – guitarras
  • (#5) Craig "133" Jones – sampleado, teclados
  • (#6) Shawn "Clown" Crahan – percusión, coros
  • (#7) Mick Thomson – guitarras
  • (#8) Corey Taylor – voz
  • Alessandro Venturella - bajo
  • Jay Weinberg - batería

Análisis

por el 21 Oct 2014
21631 lecturas
Hace tiempo que dejé de creer en las bandas. No les exijo coherencia. Tampoco que evolucionen. No tienen que sacar discos para solucionarme el ocio; menos ahora con tantísimas formaciones escondidas en bandcamp. Sólo espero que ofrezcan lo que tengan que ofrecernos y vayan quemando etapas al ritmo que ellos mismos se impongan.

Slipknot se hicieron famosos por tener una vitalidad exacerbada. Una energía que quedó plasmada en disco debú en Roadrunner pero segundo disco como banda, "Slipknot". Su tercer álbum, "Iowa", no mantuvo toda esa intensidad pero compensó con mala baba, oscuridad y riffs machacones. Luego llegaría el principio del fin: su profesionalización como músicos. En efecto: "Vol. 3: The Subliminal Verses" cuenta con los punteos más técnicos y la batería más precisa y creativa de toda su discografía. De hecho, yo lo suelo recuperar sólo por la labor de Joey Jordison. Fue su apertura al gran público y a la Mtv, cuya relación era ya estable desde hace dos discos. Y supuso el cierre de esa etapa que ardía con el brillo de la juventud. Para muchos, la única etapa memorable de la banda. Aparecen los medios tiempos, los melódicos de Corey Taylor invaden las composiciones y, como digo, se centran más en tocar mejor. ¿Compensó esta vez el cambio, como con "Iowa"? Permitidme que no tenga una opnión formada al respecto.

"All Hope is Gone" sólo confirmó que Slipknot son una banda con un dudoso recorrido. Si en el anterior álbum se hicieron más técnicos en un último intento de conjugar su saber hacer con lo que les quedaba de energía, aquí demostraron que se les habían acabado las fuerzas. Es tan drástico el cambio que yo hablaría hasta de una tercera etapa, que engloba a ese trabajo y al que estoy analizando. En "Vol 3: The Subliminal Verses" fueron una máquina de singles incontestable. Ni antes ni después de ese disco han estado tan por la labor. ¿Pero implica éso que volvieron a sus inicios, a la vitalidad y la rabia? No. Contando este ".5: The Gray Chapter", la banda lleva dos discos centrada en ofrecer un álbum de metal homogéneo: producciones más detalladas, solos, blast beats con más presencia que nunca... y en general más cerebro que corazón. Metal for food.

No debe ser fácil coordinar a nueve personas para entrar a un estudio de grabación. Menos aún tras el fallecimiento de su bajista original y la reciente salida del también batería original. Han sido cuatro penosos y arrastrados años para la banda, me temo. También porque Paul Gray junto a Joey Jordison llevaban todo el peso compositivo de la banda. No extraña que en una banda de metal tan centrada en el groove sean bajista y batería los que componen los temas. Y sí: por supuesto que se ha notado su ausencia. El fenómeno de las composiciones Frankenstein está más vivo que nunca. Crear canciones llenas de pastiches, cortapegas y lugares comunes del mundo del metal no es algo exclusivo de este disco, sino extensible al resto de su discografía. Digamos que ahora es demasiado obvio como para que lo pasemos por alto. Da la sensación de que a muchos temas le faltan un par de vueltas para considerarlos rematados. En contraposición, sí es verdad es que han conseguido plasmar toda esa rabia y tristeza por sus pérdidas y tensiones en un sexto álbum muy digno. Y que tiene un tono melancólico delicioso, a mi parecer.

Te voy a decir lo que va a pasar: vas a escuchar las tres primeras veces este ".5: The Gray Chapter" y tus puntos de referencia van a ser "Sarcastrophe", "The Devil in I", "Custer" y "The Negative one". Te entiendo: me ha pasado exactamente lo mismo. Son los temas que conoces por los adelantos y los que mejor recibes las primeras veces. Pero si lo oyes entero una vez más te vas a dar cuenta de que no quieres pasar ningún tema. Este disco fluye, y lo digo consciente de que meter dos medios tiempos como "Killpop" y "Goodbye" tan seguidos en el tracklist supone un jarro de agua fría en la dinámica de la escucha.

Según avancen tus encuentros con el álbum vas a caer en unas cuantas cosas por tu propia cuenta. Primero, que la labor de Sid Wilson (Dj) y Craig Jones (samplers, teclados) es muy buena. Esta alabanza tiene dos caras: que los scratches y el sampleado sean lo primero que reseño de su apartado musical dice mucho de lo poco relevante que es la ejecución y composición del resto de los instrumentos. En concreto las guitarras, que con frecuencia caen en el tópico chusco. Es cierto que se han centrado menos en sonar memorables y más en sonar potentes: se han acercado a los Slipknot más viscerales y menos cerebrales, y ese detalle me gana. Otro detalle en el que caerás es el nuevo batería, Jay Weinberg: no reproduce exactamente los temibles redobles de caja y timbal de Joey Jordison, pero no le va a la zaga. Sorprende sobretodo el cambio que supone un batería de pegada en vez de uno más de velocidad. Oh, y Corey Taylor lo hace bien. Los melódicos los tiene cada vez más trabajados.

Mención relámpago para la estrategia comercial seguida por la banda en la promoción de este disco. Al más puro estilo blitzkrieg. Antes del verano nos enterábamos de que había nuevo disco grabado, durante el verano nos filtraron dos adelantos con sus respectivos vídeos y en septiembre consiguieron que TODOS los días se hablase de ellos en medios como Metal Injection, Music Feeds, Artist direct, Blabbermouth, The PRP y Revolver. Parece ser que esto de anticipar lo justo es tendencia, y la verdad es que les ha salido la mar de bien. Chapeau por el Departamento de RRPP de Roadrunner.

Más visceral que el frío "All Hope is Gone", pero desde luego lejos de la energía que caracterizaba a esta banda. A mí personalmente me parece más estimulante este ".5: The Gray Chapter" que su "Vol 3: The Subliminal Verses", pero eso son cuestiones personales. Valoro más lo que transmiten que cómo de bien (técnicamente) lo transmiten. Menos es más es mi motto. Y recordad:

I know why Judas wept, motherfucker!


Lo Mejor: El tono melancólico y rabioso, apuntalado y sostenido por un buen trabajo del sampleado en la ambientación de los temas.

Lo Peor: Las guitarras y la ordenación del tracklist.
 


COMENTARIOS

56 Comentarios

  • 75 Bueno

    dracoandres
  • 60 Mediocre
    USER_AVATAR
    Shn_Metal
  • 80 Bueno

    rinrun
  • 80 Bueno
    USER_AVATAR
    AsierM82
    Me esperaba algo mucho peor sin joey y paul, pero buen disco con algun tema de relleno. Eso si, no llega a la altura de los demas discos que son muy buenos. Lo mejor corey taylor y el nuevo batera "jay weinberg"
  • 67 Bueno

    alekandrey
    Un disco sólido de Slipknot con un temazo como The Devil in I, el resto de canciones no están mal.
  • 100 Excelente

    HMP
  • 2 Horrible

    nomorehype
  • 32 Malo

    dharken
  • 100 Excelente

    Sonia Perez
  • 78 Bueno
    USER_AVATAR
    American_Psycho
  • 74 Bueno

    ana121
  • 100 Excelente

    andresjimenes12
  • 54 Mediocre
    USER_AVATAR
    Wakibu
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Jazzman
    Digno regreso.
  • 54 Mediocre

    _MastodonteBrutal_
    ALBUM REVIEW1. XIX“¡Viene oscura, viene oscura!” Me susurraba mientras, boca abajo y melosa en my bed, me frotaba como un caracolo. Mi corneto de crema se encontraba pizpireto y sanguijuelo de la excitación de volver a toparme con el nuevo trabajo del grupo que me comprendía cuando, en la secundaria, me dejaban el cuello como el de un costalero.Pero a muy pesar mío no llegué a empapar la calzoncilla porque terminó siendo la Intro somnolienta, como una persona vegetal, que esperaba encontrarme mucho antes de saber que estos carnavaleros de Iowa sacarían nuevas chirigotas. 5/102. SARCASTROPHEEl comienzo es prometedor y me asusta como a una tortugona. De hecho, si este primer minuto fuera una persona, sería de raza gitana. Porque acojona de la hostia.A partir de este primer minuto la song se pone metralleta y velociraptosa. No puedo evitar que me machaque la cabestruza y creo ser una Baticao por lo resbaladizo y patinoso que se me pone la cerebra. Aún así no consigue fabricarme la cuajada suficiente como para llevar sobadillos a un rodaje de Brazzers. Muy irregular.Lo mejor de la canción, sin lugar a dudas, es el comienzo y el final. El último minuto me hace llegar al clímax trotamusical soñado, gracias a ese riff vacileta y a esos scratches de ortopédico proceder. 5.25/103. AOV¡Menudo ritmo! Creo ser un caballo y cabalgo sobre mis chanclas por el pasillo mientras con una brocha empapada en pintura roja voy dejando el rastro de mi galopada por las paredes de casa. Mediante va sonando la canción estoy más convencido de que se avecina noche de brujas.El estribillo me recuerda al Iowa y me pone Pinochet. Pero el mejor momento transcurre durante el minuto 04.18-04.59. Un final soberbio en el que no dudo en bajarme al caserío de detrás de mi casa quitándome la camiseta y gritando camino a la vaqueriza “¡Hoy ordeño yo!” 6.25/104. THE DEVIL IN ICreo que es una canción que hubiera tenido mayor pegada en braille. 4.75/105. KILLPOPLa canción se me presenta tenebrosa y yo busco en mi armario una sudadera con capucha para ponerme. Corey entra calmado y acompaña a la banda hasta un interesante puente vagabundoso que da lugar a un estribillo correcto . A pesar de todos, no consigue encandelabrarme la papilona. 6/106. SKEPTICNo puedo evitar sentirme un robot durante los primeros quince segundos y me marco unos movimientos rígidos de lo más Playmobilésticos. A partir de ahí Corey trota desafiante. El riff de guitarra se me antoja molón pero tan sólo termina llevando a un estribillo pegadizo pero insulso.Lo mejor de la canción tiene lugar durante el 02.14-03.49, donde los enmascarados pasan de ser unos mecánicos de barrio a unos arquitectos de dúplex y te diseñan un plano de lo más robótico. Es una canción ideal para escuchar mirando a una obra. 6.5/107. LECHCorey te lo deja clarito nada más empezar. Se avecina guerra, chicos. Además dice un taco jejeje. Durante la canción el frontman de la banda gruñe y cangrejea como nadie. Sigue la dinámica de la anterior canción. Se me antoja sólida y robótica. 6.5/108. GOODBYEMe tumbo en la cama boca arriba y acaricio mi tripa. Veo el futuro en ella porque mi cuerpo se convierte en un objeto místico. Puedo sentir la magia y me ato una bufanda dejando caer los flecos tras mi nuca porque, chicos, hoy yo soy Sandro Rey. Siento la felicidad. Idolatro a una escultura griega e imagino mi deslizar por una pradera de gemas. Y una vez transcurridos los 02.13, voto a Sandro para que lo expulsen de GH VIP. 5/109. NOMADICLo único que puedo decir es que si esta canción fuera un volcán erupcionaría leche. El estribillo me pone la caperuza rugosa. Temazo. 7/1010. THE ONE THAT KILLS THE LEATSOCanción normalucha. Con un pasaje interesante al final pero que no visitaría ni por Google Views. 5.5/1011. CUSTERCanción bastante choricera. Me recuerda a mis primeros pinitos en el mundo charcutil. Es una canción para escuchar en la nevera con la cabeza metida en el cajón de los embutidos y con las piernas formando una cruz, a poder ser invertida. 6.25/1012. BE PREPARED FOR HELL Jajaja. 0/1013. THE NEGATIVE ONECanción brutota que intenta querer recordarnos a sus inicios. Riffs machacacráneos, batería jinetosa y scratches shurmanoides. No suena mal. No suena bien. 5.25/1014. IF RAIN IS What You Want¡Qué oscuridad! Si esta canción fuera unas gafas de Sol sería como mínimo Rayban porque no deja pasar absolutamente nada de luz. Lo que no sé es si serían Aviator o Wayfarer. Buen cierre. 6.75/10NOTA: 5.4/10
 

DISCOGRAFÍA