Alive or Just Breathing
ZONA-ZERO
90
92 VOTOS
84
+
Killswitch Engage

Alive or Just Breathing

Publicación:
Mayo 2002
Sello:
Roadrunner Records
Productor:
Adam Dutkiewicz
Género:
metal
Estilos:
metalcore

MEDIA

Tracklist

  • 01. Numbered Days
  • 02. Self Revolution
  • 03. Fixation on the Darkness
  • 04. My Last Serenade
  • 05. Life to Lifeless
  • 06. Just Barely Breathing
  • 07. To the Sons of Man
  • 08. Temple from the Within
  • 09. The Element of One
  • 10. Vide Infra
  • 11. Without a Name
  • 12. Rise Inside

Miembros

  • Jesse Leach: voz
  • Adam Dutkiewicz: batería
  • Joel Stroetzel: guitarra
  • Mike d'Antonio: bajo

Análisis

por el 01 May 2003
11331 lecturas
La verdad es que hasta que me comentaron la posibilidad de realizar este análisis, no sabía demasiado de Killswitch Engage, pero tras conseguir el disco, escucharlo varias veces, hasta poder profundizar en su sonido y en su lírica y empaparme de información sobre la banda, puedo decir con total sinceridad que me arrepiento de no haber tenido mucho antes este disco “Alive or Just Breathing”, que demuestra una vez más que la saturación del metal americano a base de sucedáneos de Korn, Limp Bizkit y Deftones no tiene nada que ver con muchas nuevas bandas como estos Killswitch Engage.

¿Qué se dedican a hacer estos 5 músicos de Massachussets? Pues pueden presumir de tener un estilo propio desde su (éste) segundo disco, primero para una compañía de renombre como RoadRunner Records. Son una perfecta mezcla de estilos aparentemente tan dispares como el aggro-metal, el emo-metal, el death-metal y el hardcore más clásico. Ya sé que las comparaciones son odiosas (especialmente para aquellas bandas que buscan innovar) pero para ayudar a hacerse una idea a los que no les hayan escuchado nunca, es el mejor mecanismo. Suenan un poco a In Flames, a Fear Factory (especialmente con ese doble bombo), Sepultura, Slipknot o Soilwork.

Dentro de la banda, lo más destacable es la labor del vocalista Jesse David Leach, que es capaz de alcanzar registros vocales increíbles, desde lo más gutural posible hasta una voz melódica que está muy presente en los estribillos y como fondo en muchas canciones. A pesar de esto, creo que este disco fue el último trabajo de Leach con Killswitch Engage ya que dejó la banda y fue sustituido por un tal Howard Jones al que no he tenido oportunidad de escuchar. Por otro lado el trabajo de la batería y los dobles bombos es muy bueno, especialmente en los tramos más hardcore del disco, en los que Tom Gomes demuestra que tiene estilo. Las guitarras cargadas de riffs pesados a cargo de Joel Stroetzel y Adam Dutkiewicz están bastante bien, y todo ello secundado por el no menos importante trabajo de Mike d’Antonio en el bajo.

Este disco empieza con “Numbered Days”, que como suele ser costumbre suena más moderna y previsible que el resto, aunque sin dejar de ser realmente buena y poderosa, ya que tan solo descansa unos segundos en los que el peso de la canción recae en los bombos. “Self Revolution” es uno de los mejores temas del disco. Tras una pequeña introducción gutural a cargo de Leach, aparece el hardcore con guiños a los clásicos de la materia como Biohazard, aunque mucho me temo que en esta ocasión el alumno no ha tardado en pasar por delante del maestro. En esta canción, tras esas descargas explosivas y machacantes de hardcore llega un estribillo bien melódico con un trabajo de Leach en el stacatto digno de admiración.

“Fixation on the Darkness” es como el mismo nombre indica, la canción más oscura, y es que desde su principio, puede sonar en lo meramente instrumental mucho más a una banda de death metal como Craddle of Filth que a una de aggro-metal. Por el contrario, en el aspecto vocal es menos agresiva que el grupo anteriormente mencionado, y a media canción, el ritmo se quiebra salvajemente pasando de un doble bombo a una melodía de lo más tranquilita que escucharéis en el disco (y aun así estará muy por encima de lo que tus padres te dejarán poner en el salón de casa). Esta canción está realmente bien escrita, con unos arreglos muy buenos y con una producción a la altura de las grandes bandas, muestra de cómo RoadRunner apuesta fuerte por el nuevo metal.

“My Last Serenade” es el tema más “fácil” de escuchar y el que posiblemente más pegada tiene de todo el disco. Empieza con una tranquila introducción de cuerda, que obviamente se ve rota por unos riffs algo repetitivos en esta canción. En esta canción, que a pesar de ser la que mejor pueda sonar, se aprecia una carencia de originalidad (me refiero exclusivamente a este tema), ya que suena mucho a la estructura predefinida de los grupos de nü más descafeinados. Me refiero a eso de agresión – melodía – agresión.

“Life to the Lifeless” es bastante parecida a la anterior, mientras que “Just Barely Breathing” es realmente salvaje y cruda, volviendo a su lado más oscuro, con un trabajo de las guitarras mucho más destacable que en las dos anteriores composiciones y en el que el cantante demuestra de nuevo que haciendo cambios de voz está a la altura de los mejores. “To the Sons of Man” es una canción puramente hardcore. Dos minutos en los que no hay calma, la batería se vuelve loca y la voz grita, berrea y arremete sin control ni piedad contra los oyentes. Es un tema muy potente y explosivo, que tal vez no lo escucharemos nunca en la radio pero que puede hacer las delicias de los oídos más entrenados.

En la parte final del disco, nos encontramos con “Temple From the Within” que vuelve a sonar más moderna, con una estructura agresión – melodía no tan marcada pero si presente. Por el contrario, “The Element of One” es mucho más espectacular y sorprendente, ya que dentro de la agresión y la melodía de los estribillos, suena una composición estupenda y destacaría el trabajo de la batería, que en este tema en especial me recuerda muchísimo al de Joey Jordison en Slipknot.

“Vide Infra” es una canción que ya atrae desde el título, siendo agresiva y mezclando el hardcore con rabia y furia, haciendo de ella una canción sin desperdicio en sus 3:30 de duración. “Withour a Name” y “Rise Inside” cierran el álbum de forma excelente. La primera es un tema de transición, tranquilo pero inquietante, con un trabajo instrumental de gran factura, mientras que la última, “Rise Incide” suena a Killswitch Engage totalmente, y es que parece que se guardaron para el final lo mejor del disco. En esta canción todos los instrumentos (metiendo en el mismo saco guitarras, bajos, batería y voz) suena genial, y la composición es entretenida, variada y de alta calidad.

Si tú tampoco sabes nada aún de ellos, empieza a escucharles ahora mismo porque aunque este “Alive or Just Breathing” no llegue a ser una obra maestra, si que está a punto de serlo, y si la progresión de Killswitch Engage con cantante nuevo cumple las expectativas, estamos a las puertas de una de las bandas llamadas a reinar el mundo del metal.


Lo Mejor: Perfecta mezcla de agresividad y melodía.

Lo Peor: Algunos temas repiten esquemas.
 


COMENTARIOS

92 Comentarios

  • 86 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    QaZ_WsX
    Un clasico
  • 100 Excelente
    USER_AVATAR
    nameless
  • 40 Malo

    DaveRock
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    AsierM82
  • 95 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    nomechordas
    Un clásico, todavía estoy por escuchar un disco de metalcore que le llegue a la altura de los zapatos.
  • 95 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Puppets
    Para mi es una obra maestra del género, es el punto de partida respecto a infinidad de bandas que vinieron después. Solo queda aplaudirles.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    kam1kaze
  • 75 Bueno
    USER_AVATAR
    Khaoz
    Buenos comienzos, pero no me parece tan perfecto como lo que vino después.
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    AeNiMA
  • 95 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Led
  • 85 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Dark_Boy
  • 83 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    Roenick
  • 90 Muy Bueno
    USER_AVATAR
    napoleon
    Jodida maravilla
  • 90 Muy Bueno

    Eyeless
  • 99 Excelente
    USER_AVATAR
    Michael_Scott
 

DISCOGRAFÍA